Encontraron sana y salva a Cleo Smith, “la Madeleine McCann australiana” de 4 años que desapareció hace 15 días

Este miércoles fue encontrada viva y en buenas condiciones Cleo Smith, la niña de 4 años que hace dos semanas había desaparecido de un campamento en Australia y que por información de su paradero se ofrecía una recompensa de US$750.000. Hay un hombre detenido, sospechoso de haberla secuestrado.

Los medios se referían a Cleo como “la Madeleine McCann australiana”.

En medio de una operación policial se encontró a Cleo en una casa de la ciudad costera de Carnarvon y se detuvo a un hombre de 36 años, señaló el subcomisario de la policía de Australia Occidental, Col Blanch.

La desaparición de la niña tuvo a toda Australia en vilo. La pequeña había desaparecido con su saco de dormir de la carpa de su familia en el campamento Blowholes, a 75 kilómetros (47 millas) al norte del hogar de la familia en Carnarvon, una ciudad de 5.000 habitantes, el 16 de octubre.

“Cleo está viva y en buen estado”, dijo el subcomisario Blanch. “Uno de los agentes la tomó en brazos y le preguntó: ‘¿Cómo te llamas?’ Ella respondió: ‘Me llamo Cleo’”, explicó. Poco después, la niña se reunió con su madre Ellie Smith y su padrastro Jake Gibbon.

No se informó si la recompensa de 1 millón de dólares australianos (750.000 dólares estadounidenses), ofrecida cinco días después de su desaparición, fue lo que llevó a la policía a esa casa en donde se la encontró.

Cleo habíá desaparecido entre la 1.30 y las 6 de la mañana del segundo día de un viaje de campamento que realizaba con sus padres y su hermana menor, Isla. Las niñas habían estado en un compartimento de la carpa, separado del de los padres.

La policía sospechó que había sido secuestrada porque el cierre de una solapa de la carpa había sido abierto a una altura que ella no podía alcanzar.

Los forenses habían examinado el exterior de la casa de la familia en busca de pruebas que indicaran si alguien había estado siguiendo a Cleo e intentado entrar.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, agradeció a la policía la búsqueda de Cleo y el apoyo a su familia. “Qué maravillosa y reconfortante noticia. Cleo Smith ha sido encontrada y está en casa sana y salva. Nuestras oraciones han sido escuchadas”, tuiteó Morrison quien también posteó una foto de la niña.

Medios australianos difundieron una imágen que muestra al sospechoso de haber secuestrado a Cleo Smith con la cabeza vendada después de que, según los informes, fuera atacado por un compañero de prisión que se enteró de por qué lo habían detenido. El hombre que vivía en la casa donde fue hallada la pequeña de cuatro años que estuvo cautiva durante 18 días tiene 36 años y es residente en Carnarvon, una población de unos 4.500 habitantes al oeste del país.

Las autoridades de seguridad de Australia dijo que “el trabajo policial metódico y tenaz” llevó a que la encontraran a Cleo, de 4 años, cuya desaparición hace más de dos semanas horrorizó y mantuvo en vilo al país.

El comisionado de policía del estado de Australia Occidental, Chris Dawson, no quiso dar demasiados detalles de las situaciones por las que había pasado la niña. Ella está “tan bien como se puede esperar”, dijo Dawson. “Esto ha sido un calvario. No entraré en más detalles, aparte de decir que estamos muy agradecidos de que esté viva”.

Según la policía, el sospechoso está ayudando con las investigaciones y no tiene relación con la familia. Se espera que sea formalmente acusado más tarde este miércoles.

“No voy a dar más detalles sobre ese hombre, aparte de decir que es un hombre de Carnarvon”, dijo Dawson.

El sospechoso fue arrestado en la propiedad en la que fue hallada la niña. La vivienda está ubicada solo siete minutos en automóvil de la casa familiar de Cleo.

Según dijeron vecinos de Carnarvon, en los últimos días el secuestrador había estado realizando compras inusuales.

“El otro día, el lunes, lo vimos en Woolworths comprando pañales y eso”, dijo el vecino Henry Dodd al programa de noticias australiano “Sunrise”. “Pero no hicimos clic en por qué los estaba comprando o para quién los estaba comprando”, agregó. “Todo el mundo conoce a la persona que vive en esa casa, pero nadie hubiera pensado que sería él. Nos quedamos impactados”.

Sahntayah McKenzie, una vecina que vive cerca, dijo que escuchó el sonido de un llanto una noche, pero no lo relacionó con la niña desaparecida.

“La noche anterior… escuché a una niña llorando, pero no esperaría que fuera Cleo”, le dijo a The West Australian. “No esperaba que pasara en este pequeño vecindario, mucha gente se conoce”.

Rennee Turner, otra vecina, dijo que fue a un curso de construcción con el hombre al que describió como “un tipo muy tranquilo y un poco raro”.

Inicialmente se montó una búsqueda masiva por tierra y mar en la región escasamente poblada con el supuesto de que la niña se había salido de la carpa en la que estaba acampando con la familia. Pero más evidencia comenzó a respaldar un secuestro.

Se informó que un vehículo se alejaba a alta velocidad del área en las horas oscuras de la mañana. La cremallera de una solapa del compartimento de la tienda donde dormían Cleo y su hermana era demasiado alta para que la niña la alcanzara.

Los científicos forenses examinaron el exterior para ver si un depredador había acechado a Cleo e intentó entrar.

La niña fue hallada este miércoles a la madrugada. Sus primeras palabras fueron “mi nombre es Cleo” cuando los policías abrieron la puerta y encontraron a la niña, 18 días después de que desapareciera de su carpa en el campamento Blowholes en Australia Occidental.

La niña se reunió con su madre Ellie Smith y su padrastro Jake Gliddon poco después de su rescate. “Nuestra familia está completa de nuevo”, dijo la madre en las redes sociales.

Por su parte, el comisionado adjunto de la policía de Australia Occidental, Col Blanch, describió haber visto a detectives muy experimentados “llorando abiertamente de alivio”.

“Estábamos… buscando una aguja en un pajar y la encontramos”, dijo Blanch a Perth Radio 6PR.

“Cuando dijo: ‘Mi nombre es Cleo’, no creo que hubiera un ojo seco en la casa”, dijo Blanch, citando las palabras de la niña al oficial de policía que la tomó en sus brazos.

“Al ver a Cleo rescatada esta mañana, me quedo sin palabras”, agregó Blanch.

El gobierno estatal había ofrecido una recompensa de 1 millón de dólares australianos (unos USD 743,000) por información cinco días después de su desaparición, pero Blanch dijo que no se esperaba que se reclamara el dinero.

La policía había recibido inteligencia el martes que los guió a la casa, pero el avance fue el resultado de que los investigadores reunieron las pruebas, dijo Blanch.

“Hubo muchas cosas. Hubo movimientos de autos, hubo movimientos de teléfonos, hubo antecedentes de personas”, dijo.

El alcalde de Carnarvon Shire, Eddie Jones, dijo que la comunidad local estaría “eufórica, agradecida” cuando escucharan las buenas noticias.

“Estoy más que aliviado. La pesadilla finalmente ha terminado para Cleo y su familia“, publicó el primer ministro de Australia Occidental, Mark McGowan, en las redes sociales.

También podría gustarte