Encontraron restos óseos de una joven embarazada desaparecida desde enero en Pilar

a justicia de San Isidro confirmó que los restos óseos hallados el 30 de abril en un descampado de Lagomarsino, en el partido de Pilar, eran los de Cristina Belén Pérez, joven embarazada desaparecida a comienzos del año.

Los informantes contaron que en el caso está detenido Julio Perezlindo, de 44 años, a quien se le encontró en su poder una tarjeta de débito de la joven, de la cual había hecho retiro de dinero.

A cinco meses de hallazgo de los restos óseos, la UFI de Trata de Personas de San Isidro le informó a la familia de Pérez que “son restos de Belén”, añadieron los fuentes.

Ahora, los investigados trabajan en la búsqueda de otras partes del cuerpo de la joven que aun no fueron hallados, contó una fuente policial.

 

La desaparición de la joven embarazada

La joven había sido vista por última vez el 14 de enero de este año, por su padre y su hermana, en la intersección de las calles Suiza y Santo Domingo, en Lagomarsino.

Desde ese momento, no se supo más nada de ella, por lo que se inició una búsqueda de la chica, quien cursaba un embarazo de cinco meses.

En el marco de varios rastrillajes que se realizaron, en este caso en abril, se encontraron restos óseos en un baldío de Lagomarsino.

De hecho, Belén había sido vista con Perezlindo en el barrio Santa Teresita, el 20 de enero.

En mayo de este año, además, el Ministerio de Seguridad de la Nación había ofrecido una recompensa de 1 millón 500 mil pesos para quienes puedan aportar datos de la joven.

En su declaración, el individuo dijo ser amigo de la joven y confirmó que el 20 de enero ella durmió en su casa.

Asimismo, advirtió que antes de retirarse, cuando se quedó sola en la vivienda, la mujer sustrajo un televisor y elementos de valor que había en la propiedad.

También podría gustarte