En vez de ambulancia le mandaron un patrullero y los policías lo mataron

Dos policías bonaerenses fueron detenidos acusados de haber asesinado a golpes a un hombre que les reclamó por la demora en la llegada de una ambulancia. Así lo informaron fuentes judiciales de la localidad bonaerense de San Pedro, donde ocurrió el episodio.

Los agentes Rodrigo Velázquez y Emanuel González están imputados de “homicidio agravado por haber sido cometido abusando de su función como miembro de una fuerza de seguridad” en perjuicio de Germán López García, de 44 años.

El incidente ocurrió el 2 de mayo, aunque la muerte de López García se produjo el 27, después de tres semanas y media de internación.

La víctima había solicitado auxilio médico para su esposa, que se había descompensado. Pero el servicio de emergencias 911 mandó un patrullero con los dos agentes. Molesto, el hombre comenzó a protestar y preso de un ataque de nervios amenazó a los policías con una tijera de podar, según la reconstrucción que hicieron los investigadores.

Ante esa situación, los oficiales redujeron con violencia desmedida a López García, quien sufrió una golpiza en distintas partes del cuerpo.

“Un testigo presencial señaló que mientras uno lo tenía contra el piso vino el otro y le dio una patada con toda la fuerza en el estómago”, precisó a Télam un vocero encargado de la pesquisa.

La víctima fue internada en el hospital Emilio Ruffa de San Pedro hasta que el jueves 27 de mayo falleció a raíz de las lesiones sufridas. “Tuvo una ruptura de las vísceras que le produjo un derrame de la materia fecal y le provocó una septicemia que derivó en su muerte”, añadió la fuente.

Los detenidos declararon ante el fiscal Hernán Granda y negaron haber atacado a golpes al hombre. A pesar de ello, quedaron alojados en la sede local de Prefectura Naval. La imputación que recibieron está penada con prisión perpetua.

Uno de esos efectivos, trascendió, está imputado en otra causa por un presunto caso de “gatillo fácil” de un joven de 26 años que había sido cometido en esa misma ciudad, en enero del año pasado, y de haber “plantado” un arma para simular un enfrentamiento.

También podría gustarte