En un carro a caballo asesinaron al acusado de abusar sexualmente de dos jóvenes a la salida de un boliche

Un joven fue asesinado de un balazo en el pecho el sábado a la madrugada en la localidad bonaerense de Quilmes y por el crimen hay un sospechoso detenido. Se trata de un familiar de una adolescente que había denunciado a la víctima por abuso sexual.

El crimen ocurrió pasadas las 7:00 a pocos metros del boliche “Moog”, ubicado en el cruce de la avenida Tomás Flores y la calle 194. En ese lugar, cuatro personas a bordo de un carro a caballo interceptaron a un grupo de jóvenes que salía de bailar.

No hubo amenazas ni discusión previa. Los atacantes directamente abrieron fuego: dispararon siete veces contra el grupo y, antes de escapar, les robaron una bicicleta. Como consecuencia de la balacera, uno de los jóvenes resultó herido en el pecho y fue trasladado de urgencia por una ambulancia a la Unidad de Pronta Atención (UPA) 17, donde murió poco después de llegar.

Poco antes del fatal ataque, habían acusado a la víctima de intentar abusar sexualmente de dos adolescentes a la salida de un boliche.

“Luego de que las chicas escaparon del supuesto ataque sexual, llegaron a sus casas y les contaron lo sucedido a sus familias. El padre de una de ellas tomó un arma y salió a buscar a los agresores”, contó un investigador a Télam.

Unas horas después, la Policía detuvo al primer sospechoso gracias al video de una cámara de seguridad que lo ubicaba en la escena del crimen. Se trata de un joven identificado como Brian Carlos Santamaría, de 23 años. En tanto, sigue la búsqueda de los otros involucrados en el hecho.

El caso es investigado por el fiscal Jorge Saizar, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Quilmes, quien imputará a Santamaría por el “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, aunque tampoco se descartaba que la calificación sea modificada a “homicidio en ocasión de robo”.

También podría gustarte