En qué ciudad argentina estará la calesita más grande del mundo

Con tres pisos de alto, 12,20 metros de diámetro, 14,5 metros de altura y 6500 lámparas incandescentes, el carrusel (o calesita) modelo Titán de la fábrica argentina Felimana, el más grande del mundo, se apronta para revolucionar la vida cotidiana de Puerto General San Martín, una ciudad industrial y portuaria de casi 15.000 habitantes situada unos 30 kilómetros al norte de Rosario, sobre la vera del río Paraná.

El objetivo del gobierno municipal es que la calesita, con capacidad para 175 pasajeros y construido especialmente para esa localidad, se convierta en un imán turístico para los habitantes de la zona y viajeros de toda la región que lleguen hasta el lugar para disfrutar de una obra de arte con piso íntegramente hecho en madera tratada especialmente –tarugada, lustrada y laqueada– y 104 caballos con movimiento ascendente y descendente, nueve carrozas y seis góndolas tapizadas.

“No queremos hablar de plazos, pero esperamos poder tener lista la obra en noviembre, cuando la ciudad cumplirá 134 años”,
 detalló el intendente peronista Carlos De Grandis, que cursa su sexto mandato. “Siempre nos asocian con los puertos y el lío de los camiones, pero queremos tener otra impronta e incentivar el turismo para que las familias de todo el país nos vengan a visitar y se encuentren con todos nuestros atractivos. No somos solo con una ciudad industrial”, explicó.

El predio del parque temático donde girará el carrusel
El predio del parque temático donde girará el carrusel (Municipalidad Puerto San Martín)
 
La gigantesca calesita fue construida en la Argentina por la empresa Felimana, una firma instalada en Buenos Aires que hace 60 años se dedica a la fabricación de carruseles y que, con este modelo, llegó a ganar premios internacionales.
 
Se trata del modelo Titán, en el cual tanto la pintura como las figuras, la estructura y la decoración están hechas de forma artesanal con acabados de lujo “por diferentes artistas para brindar la más alta calidad en cada detalle del carrusel”, según detalla la empresa en su página web.

 

Ya existe un modelo Titán en Mar del Plata y la de Puerto General San Martín será la segunda en el país. “Vi la calesita en Mar del Plata hace unos años y averiguamos de qué se trataba. Nos hacía falta un carrusel aquí, así que el modelo se adaptó a nuestras necesidades y acá estamos”, contó De Grandis, cuyo gobierno decidió invertir alrededor de 40 millones de pesos en la adquisición del juego, más 10.000 dólares para comprar el campo donde se está instalando la atracción, un predio enorme en el oeste de la ciudad que también albergará casi 200 viviendas de un plan provincial y una sede local de la Universidad Nacional de Rosario.
 

Una pieza de arte

El carrusel modelo Titán cuenta –según detalla la empresa– con tres pisos “totalmente funcionales, escaleras y ascensor opcional para personas con discapacidad”. Tiene 12,20 metros de diámetro y 14,5 metros de altura, que pueden albergar hasta 175 pasajeros al mismo tiempo, quienes pueden optar por alguno de los 104 caballos con movimiento ascendente y descendente, las nueve carrozas y las seis góndolas tapizadas, que pueden llevar hasta cuatro personas cada una.

Tanto la pintura como las figuras, la estructura y la decoración están hechas de forma artesanal con acabados de lujo
Tanto la pintura como las figuras, la estructura y la decoración están hechas de forma artesanal con acabados de lujo (Municipalidad Puerto San Martín)
 
La iluminación, un espectáculo en sí mismo, está compuesta por 6500 lámparas incandescentes protegidas por cubiertas italianas. El piso está realizado en madera tratada especialmente para garantizar la más alta resistencia frente al tránsito. Incluye pedana y aluminio antideslizante con protección de acero inoxidable, apto para personas con movilidad reducida. Las bajadas de los caballos fueron realizadas en bronce puro.

 

“Es un producto donde cada caballo, cada pieza, cada detalle es realizado artesanalmente, fabricado con los mejores artículos de lujo, desde crines reales de caballos y riendas de cuero, hasta tapizados en pana natural. Cada acabado en este carrusel es único y de la más alta calidad”, agregaron desde la empresa, que asegura que la calesita puede ubicarse tanto a la intemperie como en lugares cerrados.
 

Apuesta local

Hasta que el carrusel comience a funcionar y abra al público, desde la Municipalidad de Puerto San Martín avanzan con las obras de infraestructura necesarias en el predio, como apertura de calles internas, estabilizado, alcantarillas, cordón cuneta, badenes, estacionamiento, SUM y un tapial de ladrillos para dividir el área de juegos del Parque Recreativo Municipal.

“Nuestro objetivo es el bienestar de los niños. Hace diez años compramos el predio, que era un campo sojero, pensando que tenía que haber algo importante. Tendremos el carrusel, una escuela de la UNR y viviendas sociales”, apuntó De Grandis.

El desarrollo se inscribe, según relató el intendente, dentro de un plan de progreso para la zona oeste de la ciudad. El parque que alberga la calesita es “netamente municipal” y, si bien aún faltan detalles, la idea es que sea de acceso gratuito, mientras que la entrada al carrusel tenga un costo muy accesible para los habitantes de la localidad y un poco mayor para los turistas que lleguen desde otros lugares.

“Apostamos a un cambio en esta ciudad. ¿Cómo convencer a la gente de otro lugar para que venga a Puerto, qué atractivos tenemos? Nos conocen por los problemas con los camiones y el polvillo, pero con esto apostamos a construir otro perfil”, repitió intendente. 

También podría gustarte