En plena crisis de recaudación, la AFIP gastó $8 millones en cortinas

Mientras la recaudación impositiva en números reales continúa en baja por el cierre de actividades debido a la cuarentena obligatoria, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) aprobó un gasto de más de $8 millones para comprar cortinas de tela.

La entidad a cargo de Mercedes Marcó del Pont destinará $8.190.000 para la adquisición de 1.400 metros de tela destinadas a la confección y colocación de cortinas tipo Voile Dorado y Madrás Sedado, todo de “primera calidad”, según se establece en el pliego de licitación publicado en la página web de compras del organismo.

Los nuevos cortinados serán puestos en las dependencias centralizadas de la AFIP y cuyo propósito será “satisfacer la necesidad de reposición e instalación de cortinas que por su antigüedad se ven deterioradas y/o descoloridas”, como también “aumentar el confort y mejorar la imagen de las distintas oficinas”, y además “repeler los rayos solares, en época estival, lo que favorecería mantener un grado de refrigeración de las oficinas”.

La AFIP adjudicó la licitación a la firma A. y M. D’Espósito S.R.L., una empresa dedicada a la confección de productos textiles y de lona con sede en el barrio porteño de Barrancas, ya que fue la única oferente.

Si bien se trata de una compra menor respecto a su presupuesto, esta operación causó revuelo en las redes sociales por considerarse como un gasto superfluo mientras el gobierno nacional y las provincias sufren una preocupante escasez de recursos económicos debido al incremento del gasto público y la caída de la recaudación durante la pandemia de coronavirus.

 

También podría gustarte