El Sindicato de No Docentes Privados firmó una paritaria récord del 55%

El Sindicato Argentino de Empleados y Obreros de la Enseñanza Privada (SAEOEP), que representa al personal no docente de los colegios privados, acordó hoy un aumento salarial récord del 55%, en la primera paritaria firmada tras el revés electoral del Gobierno en las PASO.

El gremio que lidera Guillermo Marconi presentó el acuerdo este lunes en el Ministerio de Trabajo de la Nación y deberá ser oficializado por la cartera que conduce Claudio Moroni.

Se trató de la reapertura de la paritaria del sector, ya que en marzo pasado el sindicato había acordado una suba del 35% que se componía de la siguiente manera: 15% en marzo, 10% en julio y el 10% restante en agosto pasado.

En tanto, el gremio volvió a reunirse con las tres cámaras patronales de los establecimientos privados, el Consejo Superior de Educación Católica (Consudec), la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada (ADIPEP) y la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la Provincia de Buenos Aires (AIEPBA).

En esta revisión salarial, acordaron un incremento del 5% en septiembre, un 5% en noviembre y otro 10% en enero de 2022. Es con este aumento del 20% que el acuerdo salarial anual -de marzo de 2021 a enero de 2022- alcanza el 55%.

“Le dimos instrumentación a lo que había prometido el presidente Alberto Fernández, inflación más unos puntos extra para recuperar salario”, sostuvo Marconi.

Tras esto, el objetivo del gremio será avanzar con un acuerdo similar en el sector de los trabajadores no docentes de las universidades privadas. A ellos, las cámaras patronales ofrecieron una suba anual del 45%, y el gremio reclama un 55%.

Acuerdo con los docentes universitarios

Por su parte, las federaciones nacionales de docentes universitarios aceptaron la suba salarial del 12 por ciento en tres tramos hasta enero de 2022, para alcanzar de este modo un aumento anual al 47%, que ofreció el Ministerio de Educación en la paritaria del sector.

Las conducciones de las federaciones docentes universitarias Conadu Histórica, Fedun, Fagdut -que reúne a las 30 regionales de la UTN del país-, Conadu y Ctera, entre otras, aceptaron la propuesta de incremento de haberes que se materializará de la siguiente manera: 6% en septiembre, 2% en octubre y 4% en enero del año próximo.

De esta manera, el básico del cargo testigo, auxiliar de primera con dedicación semi-exclusiva, llegará a $35.425 netos hacia febrero de 2022.

Estos aumentos se incorporarán a los acordados en la paritaria en curso, con revisiones en diciembre y febrero, y además se aceptó la duplicación a 2.000 pesos del bono por conectividad, en una negociación que tuvo en la cartera educativa nacional, tras un cuarto intermedio decidido por las recientes elecciones primarias en todo el país.

La conducción de Fedun, que encabeza Daniel Ricci, pidió en la negociación en el Ministerio “adelantar la revisión de la paritaria para proteger el poder adquisitivo del salario de los docentes universitarios ante el aumento de los índices de inflación de los últimos meses”.

Ricci también precisó que los funcionarios aceptaron la exigencia del cumplimiento efectivo de los otros puntos del acuerdo, entre ellos, las rentas para los docentes ad-honorem, el pasaje de ayudantes de primera a jefe de trabajos prácticos y el presupuesto para capacitación”.

En tanto, Claudia Baigorria, secretaria adjunta de Conadu Histórica, precisó a NA que la propuesta del Ministerio “fue aceptada por asociaciones de base de 26 universidades nacionales” y dijo que reiteraron el reclamo de la “inmediata convocatoria a paritarias a docentes ad-honorem, interinos y contratados”.

Baigorria, además, exigió una “composición salarial de emergencia para las jubilaciones de la docencia universitaria y preuniversitarios y la inclusión de los Ayudantes alumnos, en la garantía salarial”.

En similares condiciones se acordó la paritaria de los no docentes universitarios enrolados en los gremios Fatun y Apuba.

También podría gustarte