El prestamista de 70 años que mató a Nancy estaba obsesionado con ella y ya tenía una condena por homicidio

Esta madrugada, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, reveló que se halló el cadáver de una mujer en una casa ubicada en la calle Bucarest al 2531, en la zona de Villa Albertina de la localidad bonaerense de Ingeniero Budge, en el partido de Lomas de Zamora.

“Rompimos un contrapiso y encontramos debajo un cuerpo femenino, faltaría la identificación”, aunque “todo da a pensar que es la persona que estábamos buscando”, expresó el funcionario en diálogo con el canal TN y en alusión a Nancy Videla (31), buscada desde el 26 de noviembre. Lo que se confirmó esta mañana.

Poco después, la Policía provincial, con orden judicial, detuvo a un hombre de 70 años, identificado como Damián Lezcano Mendoza, señalado como el principal sospechoso del crimen. El hombre ya tenía una condena por homicidio.

Además, fue arrestada una mujer, que habría sido cómplice. Fue capturada cuando intentaba escaparse en ómnibus a la provincia de Entre Ríos.

Por su parte, Lezcano Mendoza, nacido en Paraguay, permanecía en la mañana de este viernes en una celda de la Policía de la Ciudad en el barrio de Parque Patricios a la espera de ser indagado por la Justicia.

Se trata del propietario de la vivienda donde fue encontrado el cadáver, en medio de un allanamiento efectuado bajo la conducción del fiscal Marcelo Munilla Lacasa, quien tiene a cargo la búsqueda de la mujer de 31 años. Estuvieron en el lugar policías de la Ciudad, de la Bonaerense y de la Federal.

El hombre de 70 años se dedicó varios años a la construcción y trabajó como remisero, pero el último tiempo tenía una actividad como prestamista.

Lezcano Mendoza había cumplido una condena por homicidio por un hecho ocurrido en 2002 en el partido bonaerense de La Matanza, informaron este viernes fuentes policiales y judiciales a Télam.

El detenido por la muerte de Nancy había sido sentenciado por “homicidio simple” en una causa tramitada en la Unidad Funcional de Instrucción 2 del Departamento Judicial de La Matanza en 2002, cuya condena venció el 13 de noviembre de 2005.

Algunos minutos antes de las 3 de la madrugada de este viernes, el cuerpo sin vida encontrado en la vivienda de Ingeniero Budge fue trasladado a la Morgue Judicial situada en la calle Viamonete al 2100, en la Ciudad de Buenos Aires, donde se realizó el reconocimiento.

Damián Lezcano Mendoza estaba obsesionado con Nancy Videla. Se habían conocido cuando la mujer visitaba a una expareja que alquilaba una pieza en una casa de Bucarest 2550, en Ingeniero Budge, en Lomas de Zamora.

Después de cortar la relación con su novio, Nancy continuó con las visitas a la casa debido a que había establecido vínculos con una mujer que vivía en el conventillo y con Lezcano Mendoza, el dueño, de 70 años y nacionalidad paraguaya.

Esa mujer declaró como testigo y se refirió a la obsesión del sospechoso por la mujer. La testigo describió ante los policías que el imputado y Nancy tomaban mate juntos. Según fuentes judiciales, Lezcano Mendoza tiene una causa penal por homicidio simple en una fiscalía de La Matanza.

El sospechoso quedó libre por falta de pruebas en 2014. Los vecinos del inquilinato donde fue descubierto el cuerpo de Nancy afirmaron que el sospechoso llegó al barrio hace seis años y se presentó como el propietario del conventillo después de la muerte del anterior dueño.

Hubo denuncias que nadie escuchó sobre mujeres que habrían sido acosadas por el sospechoso detenido. Las vecinas del conventillo de Bucarest al 2500 afirmaron que “le tenían miedo a Lezcano”.

Rocío, una vecina de la misma cuadra afirmó al canal de noticias LN+ que una mujer que vivía en el inquilinato lo denunció por acoso.

A raíz de esa denuncia, Lezcano Mendoza fue detenido. Un grupo de policías lo fue a buscar en un móvil y lo llevó preso. Pero, según la vecina, estuvo poco tiempo detenido. Tres horas después volvió al conventillo como si nada. Las denuncias en su contra no avanzaron.

El hecho habría ocurrido hace dos meses después de que una mujer de nacionalidad colombiana, que le alquilaba una pieza, lo denunció por haber intentado manosear a su hija. La mujer lo denunció y se tuvo que ir del conventillo.

 

También podría gustarte