El peronista Zannini dice que no está arrepentido por haberse vacunado como “personal de salud”

Carlos Zannini, Procurador del Tesoro, no se arrepiente de haber sido uno de los personajes que pasó por el “Vacunatorio VIP”, anotado como “personal de salud”, y aseguró que ni él ni su esposa cometieron una “violación de normas”.

En declaraciones televisivas, el funcionario habló por primera vez sobre el escandaloso hecho y contó que dialogó con el periodista Horacio Verbitsky, quien contó que se vacunó en el ministerio de Salud y destapó lo que acontecía en las sombras. “Le dije ‘estás equivocado, no tenés que actuar con culpa en el tema. Vos tenés derecho a eso porque sos una personalidad que necesita ser protegido por la sociedad’”, aseguró y agregó: “El problema surge de la falta de vacunas, no de quién se vacuna”.

En consonancia, lejos de retractarse por “adelantarse” en la lista de espera para inocularse, Zannini indicó: “Me arrepiento de no haberme sacado la foto. Ni mi mujer ni yo hemos cometido ninguna violación de normas. Si me arrepiento de algo es de haberles dado la oportunidad de que nos critiquen. Pero ellos no necesitan que yo cometa errores para que me critiquen”.

El Procurador del Tesoro, de 66 años, y su esposa, de 62, recibieron la Sputnik V en la última semana de enero en el Hospital Posadas, en lo que se conoció como el caso del “Vacunatorio VIP”. Allí, él fue registrado en el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA) como “personal de salud”.

También podría gustarte