El Papa admitió que se equivocó y rectificó sus críticas sobre el feminismo

“Invitar a hablar a una mujer no es entrar en la modalidad de un feminismo eclesiástico, porque a fin de cuentas todo feminismo termina siendo un machismo con faldas”, dijo el papa Francisco el pasado 22 de febrero tras escuchar en un encuentro sobre pederastia a la experta en Derecho Canónico, Linda Ghisoni.

Poco más de un mes después y tras la polémica generada en torno a ese dicho, el sumo pontífice reconoció su equivocación y aseguró que la “frase justa” que debería haber pronunciado es “todo feminismo puede correr el riesgo de transformarse en un machismo con faldas”.

“Fue una frase dicha en un momento de mucha intensidad cuando estaba escuchando el testimonio de una mujer que iba en la línea que yo quería y me fui al feminismo un poco más de protesta”, explicó en una entrevista al programa “Salvados” de la cadena española de televisión La Sexta.

En el extenso reportaje, en la que el pontífice respondió sobre cuestiones sociales, políticas, morales y asuntos internos de la Iglesia católica, hubo varios instantes para la autocrítica. En esta misma línea, Francisco reconoció que la mujer no está bien representada en la Iglesia.

“Lo que no hemos logrado todavía es darnos cuenta de que la figura de la mujer va más allá de la funcionalidad: la Iglesia no puede ser Iglesia sin la mujer porque la Iglesia es mujer, es femenina, es la Iglesia, no el Iglesia”, aseguró.

Preguntado sobre su opinión acerca de la prostitución, Bergoglio aseguró que él respeta “a toda persona” porque “cada uno es señor de sus decisiones” y aunque “entendería” la “desesperación” de una chica que ha quedado embarazada en una violación, considera que, en el caso de que quisiera abortar, “no es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema” ni tampoco “alquilar a un sicario” para hacerlo.

Entre otros temas, el papa aseguró que la Iglesia debe pagar por todos aquellos bienes que no estén dedicados al culto, algo que se hace en Italia desde 2012: “los hombres de Iglesia son ciudadanos y tienen que cumplir con todos sus derechos de ciudadanos”, aseguró.

También se refirió a la homosexualidad y consideró que “en teoría” no es una “rareza” tener un hijo homosexual, pero incentivó los padres que empiecen a “ver cosas raras” en sus hijos a que “consulten, por favor, y vayan a un profesional” porque “ahí se verá a qué se debe, y puede ser que no sea homosexual”.

 

También podría gustarte