El marido de la enfermera hallada muerta declaró que es inocente y dijo: “A veces me sacaba de quicio”

Silvio Espíndola, el marido de Elizabeth di Legge, la enfermera de González Catán que fue hallada muerta en su propia vivienda el fin de semana pasado, habló este martes con el fiscal Federico Medone, quien ordenó su detención por considerarlo el principal sospechoso del femicidio.

Según trascendió, el hombre declaró que la última noche que compartió junto a su mujer tuvieron una “fuerte discusión”, información que ya había brindado cuando denunció la desaparición de la mujer. Sin embargo, frente al fiscal dio más detalles de lo ocurrido y aseguró que su esposa “a veces lo sacaba de quicio”.

Espíndola fue trasladado a la Fiscalía de Homicidios de la Matanza para declarar en calidad de detenido. Asistió junto a su abogado, Daniel Pagnotta, y, entre lágrimas, negó ser el autor del crimen.

El acusado afirmó que tras la desparición de Elizabeth, “la buscó por toda la vivienda”, pero que justo el cuarto donde fue hallado su cuerpo “no lo había revisado”.

El lunes había sido demorado por Folino luego de que encontraran el cadáver de la enfermera en el galpón que está ubicado al fondo de la vivienda donde el matrimonio vivía junto a sus tres hijos, en la localidad de González Catán.

 

Una prueba incriminadora

A medida que avanza la investigación van saliendo a la luz detalles que incriminan a Espíndola. El hombre había declarado que al momento de la desaparición estaba de guardia en el hospital Churruca, donde trabajaba en horarios opuestos a Di Legge.

Sin embargo, un oficio del hospital aseguró que este estaba ausente sin aviso en el horario en que su mujer habría fallecido. El fiscal le preguntó sobre su coartada pero el sospechoso señaló que se había ido “a pasear al barrio de Once y después volvió a su casa”.

La jueza de Garantías Karina Andrijasevich entendió lo mismo que el fiscal Medone y dictó su prisión preventiva. Tras su declaración, Espíndola, fue trasladado a un calabozo como principal acusado por el femicidio.

 

La versión que cobra fuerza

El informe preliminar de la autopsia afirmó que Elizabeth falleció entre 60 y 72 horas antes del hallazgo del cadáver. De acuerdo a la información oficial, alrededor del cuerpo se hallaron ampollas de anestésicos como propofol y fentanilo, un dato que según los investigadores, indicaría que Espíndola la drogó para asesinarla.

La mujer no presentaba lesiones corporales visibles ni indicios de que su muerte fuera el resultado de violencia ejercida directamente sobre ella. La causa de la muerte fue marcada como una depresión respiratoria. Falta esperar las pericias toxicológicas que complementarán la autopsia.

 

Víctima de violencia de género

Fuentes de la investigación dijeron que en abril del 2019 la mujer hizo una denuncia contra su marido ante el Juzgado de Familia N°8 para solicitar una protección contra la violencia familiar, pero la misma quedó frenada en octubre del 2020, según informó Infobae.

Di Legge también solicitó ayuda en su lugar de trabajo, más precisamente en la Red de Asistencia de la Secretaría de la Mujer del municipio en el que vivía, porque “no podía tomar la decisión de separarse”.

Los profesionales que la atendieron mencionaron que el marido ejercía “violencia por motivos de género de diversa índole, desde hace ya varios años” y recordaban las edades de los hijos de ambos.

También podría gustarte