El Hospital Posadas usa sus camas de refuerzo tras ocupar la terapia pediátrica

Adriana Fernández, jefa de emergencias del Hospital Nacional Posadas, informó hoy que se están usando las 28 camas de internación con las que cuenta ese servicio para atender pacientes, al igual que las 200 del área de clínica médica y las de terapia intensiva, y que también están ocupadas las camas de terapia pediátrica, donde hay pacientes adultos con respirador.

Al participar del reporte diario que emite la autoridad sanitaria, la médica relató las distintas políticas que llevó adelante el Posadas para adaptarse a la pandemia de coronavirus, centradas en la casi duplicación de las camas de terapia, la preparación del personal y división del mismo en dos grandes equipos para la atención de pacientes con y sin Covid-19.

“Con orgullo puedo decir que el Hospital está atendiendo, internando, operando, dializando y cubriendo todas la necesidades de atención de su población habitual”, dijo Fernández, quien dio cuenta de la situación de virtual saturación material y humana del centro de salud localizado en el partido bonaerense de Morón.

En el área de emergencias se ubicaron “20 camas de internación general y 8 camas de cuidados críticos” que “fueron pensadas como refuerzo, por si se ocupaban todas la camas de clínica médica o todas las de terapia”.

Este “hospital dentro del Hospital” desde hace varias semanas tiene sus plazas ocupadas, dijo Fernández, y detalló que “el servicio de clínica médica está lleno, tienen 200 pacientes internados”.

“Se están usando estas camas porque la Terapia tiene una ocupación del 100 por ciento. Se están usando porque ya internamos adultos con necesidad de asistencia respiratoria mecánica en la terapia intensiva pediátrica. Se agotaron otros recursos”, agregó.

“Necesitamos que se entienda que el sistema está cerca de su límite en infraestructura pero también, y más importante, desde lo humano”, dijo la médica en un llamado a la población ante la desesperante situación.

El equipo de salud está “integrado por médicos, enfermeros, asistentes de enfermería, kinesiólogos, técnicos, personal administrativo, seguridad, todos ellos expuestos desde el primer día, trabajando sin licencia, sin vacaciones, sin parar”, añadió.

“Todos cubren sus guardias y las de sus compañeros que caen. Algunos vuelven otros, desgraciadamente no. Y estamos muy cansados, pero a pesar del cansancio, necesitamos seguir, nosotros y ustedes”, aseguró Fernández.

En ese sentido, dijo entender que cuesten “mantener todas las medidas de cuarentena y distanciamiento social” pero señaló que las consecuencias de las actitudes individuales tienen impactos colectivos.

“No nos vamos a cansar de recomendarles que se queden en su casa, ustedes pueden hacerlo, salgan lo estrictamente necesario, que usen cubreboca, sabemos que molesta, lo usamos entre 12 y 24 horas por día, que se higienicen frecuentemente las manos”, concluyó.

También podría gustarte