El Gobierno le propuso al Reino Unido fabricar en el país la totalidad de la vacuna de Oxford-AstraZeneca

El Gobierno argentino le pidió al Gobierno británico la transferencia de tecnología para terminar el proceso de fabricación de la vacuna Oxford/AstraZeneca en el país y le pidió explicaciones sobre el pago del 60% del contrato para 22,5 millones de dosis del segundo componente que todavía no llegaron.

Según pudo saber TN, el embajador británico en la Argentina, Mark Kent, se comprometió a dar una respuesta diplomática sobre los requerimientos argentinos, tras una reunión convocada por la ministra de Salud, Carla Vizzotti, en Casa Rosada, de la que también participó la asesora presidencial Cecilia Nicolini.

Hasta el momento, la Argentina realiza una parte del proceso de fabricación de esa vacuna y lo envía a México para su finalización. Las negociaciones con el Gobierno británico apuntan a que el país pueda completar toda la línea de producción en territorio nacional.

“Se habló de cómo agilizar la llegada de las dosis al país”, sostuvieron fuentes de Presidencia en declaraciones a la agencia NA.

También, en la reunión se evaluó la posibilidad de que estas vacunas que no están llegando sean compensadas a través del envío por el mecanismo Covax. Desde la Embajada informaron que ese es el mecanismo por el cual el Reino Unido canaliza su ayuda para la distribución global de las vacunas, como miembro fundador y uno de los mayores financiadores bilaterales.

También confirmaron que el embajador Kent se comprometió a consultar con Londres la posibilidad de organizar una reunión de alto nivel con las autoridades de salud del Reino Unido.

Demoras en la llegada de AstraZeneca

La preocupación del Gobierno argentino con la demora en la llegada de la vacuna de AstraZeneca es porque las que fueron colocadas en febrero ya están cerca de cumplir con el plazo de tres meses máximo previsto entre la primera y la segunda dosis.

La Argentina hizo un reclamo formal ante el CEO de AstraZeneca para que informe con urgencia cuándo cuándo entregará los faltantes. El laboratorio contestó lamentando la demora en el envío de las inmunizaciones y explicó que las causas del retraso se debieron a que los primeros lotes tuvieron rendimientos del proceso inferiores a lo anticipado y a que “hubo tiempos más largos requeridos para cumplir con las calificaciones del sitio en las liberaciones de lotes iniciales”.

En este contexto, el Gobierno busca que comenzar a fabricarlas en el país, debido a que se cuenta con la tecnología en el sector farmacéutico para culminar con el envasado que se hacía en México y disponer de las dosis.

En forma paralela, negocia con Estados Unidos la compra de parte del remanente de 60 millones de dosis que tiene ese país y que ya anunció que destinará a América Latina. El objetivo es poder cumplir con el plazo de los tres meses entre la primera y segunda aplicación.

También podría gustarte