El ex de Florencia Kirchner aseguró que la joven “no está bien y tiene una gran depresión”

Camilo Vaca Narvaja, ex pareja Florencia Kirchner, habló de la salud de la hija de la ex mandataria y aseguró que está pasando por una fuerte depresión.

A mediados de marzo la joven viajó a Cuba para hacer un curso de guión cinematográfico pero durante su estadía pidió permiso para demorar su regreso y someterse a un tratamiento de salud a raíz trastorno de un estrés postraumático.

Según habían informado sus abogados y su madre a través de un video, la joven también padecía de obstrucción linfática.

Este miércoles en una entrevista con radio AM 990, su ex pareja y padre de su hija Helena dio más detalles sobre su estado: “Florencia no está bien. Es un cuadro complejo que tiene un tratamiento y un acompañamiento psiquiátrico y psicológico”.

“Ella no puede estar con Helena, imagínate lo que es eso para una madre”, indicó Vaca Narvaja.

“Florencia tiene un linfedema que ya lo había tenido durante el embarazo, un cuadro de estrés postraumático y una depresión muy fuerte, que se agravó con toda la persecución judicial y mediática que vivió”, confirmó.

Además, contó que está haciendo un tratamiento integral que dura toda la semana. “Ella sale todos los días a la mañana y vuelve al mediodía a su casa a continuar con el reposo”, agregó.

Al igual que Cristina Kirchner, Vaca Narvaja culpó al gobierno actual de los problemas de salud que tiene su ex pareja.

“Es muy doloroso ver cómo repercute en todo el plano personal, porque como decía Cristina, una cosa es que la ataquen a ella o a Máximo que tomaron una vocación política, pero Flor más allá de su militancia feminista, su compromiso y su sensibilidad social está lejos de tener esa vocación política y la sensibilizan mucho los ataques que recibe”, dijo.

También contó que en este momento Helena está en Cuba con su abuela, quien viajó en la madrugada del martes y permanecerá allí hasta el 10 de julio.

Florencia Kirchner está imputada en las causas Los Sauces y Hotesur, que tramitaron por separado pero se unificaron al llegar a la instancia de juicio oral y público, que aún no tiene fecha de inicio.

Ambas investigaciones se vinculan a supuestos pagos de sobornos por parte de empresarios beneficiados con la obra pública en el kirchnerismo a través de cuestionados alquileres y de uso de plazas hoteleras de propiedades pertenecientes a esas dos sociedades de la familia Kirchner.

También podría gustarte