El consumidor paga 525% más de lo que cobra el productor

Un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) concluyó que la diferencia entre el precio final que el consumidor pagó en la góndola por productos agropecuarios y lo que cobró el productor en noviembre, fue de 525%. De acuerdo con un informe del organismo difundido en las últimas horas, la brecha de los precios entre el origen y el destino en este tipo de alimentos se incrementó 5,8% durante el mismo mes.

Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (Ipod) que elabora el sector de Economías Regionales de la Came en base a lo que se publica en los diarios online de los principales supermercados de la Argentina. En cuanto a los productos agrícolas, la diferencia entre lo que cobró el productor y lo que salió en góndola fue del 566%, lo que representa un incremento de 7% con respecto al mes anterior. Por su parte, en los productos ganaderos se registró una baja de 1,1%. Esto equivale a una brecha de 359%.

Los alimentos con mayores distancias en noviembre fueron la naranja, que multiplicó su costo por 13,7 veces desde que salió del campo; el pimiento rojo con una multiplicación de 8,57 veces; la manzana roja con 8,11 veces; la mandarina con 6,86 veces y la pera con 6,54 veces. En tanto, los productos con menores diferencias entre una etapa de venta y la otra fueron el huevo y la carne de pollo, ya que el consumidor pagó apenas 2,51 veces más de lo que recibió el productor, la acelga (3,12 veces más) y el tomate redondo (cerca de 3,48 veces).

En este contexto, el vicepresidente de la Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier), Dante Javier Grigolatto, explicó que “los insumos aumentaron mucho en los últimos meses debido a la devaluación”, y que al no poder actualizar los precios de venta, los productores “están trabajando a pérdida”. Cabe remarcar que la participación del productor en el costo final del alimento se redujo en noviembre a 22% promedio contra el 22,9% del mes anterior.

También podría gustarte