El ajuste que realizó el gobierno de la alianza peronista: nuevos impuestos, suba de los que ya existían y freno en los que estaban bajando explicados uno por uno

El rechazo que generó en el sector privado el nuevo impuesto a la Riqueza se da en un contexto de fuerte caída de la actividad (alrededor del 12% en 2020) y de una presión tributaria en alza a nivel nacional, provincial y municipal.

En recesión, y en el peor año de la historia económica reciente, subir impuestos dista de ser la mejor medida para salir de la crisis. En realidad, desde abril del 2018 la economía local viene sufriendo una recesión que, más allá de algunos meses puntuales de estabilidad, nunca dio señales de terminar.

A factores estrictamente domésticos y recurrente mala praxis económica, se le sumó el COVID-19 este año que sacudió a todas las economías del planeta.

Desde el inicio de la gestión de Alberto Fernández, se tomaron estas 15 medidas impositivas, que implicaron un aumento de impuestos, la creación de nuevos tributos y el freno en la reducción de aquellos que ya estaban en marcha. Son las siguientes:

1) Impuesto PAIS: son las siglas de “Para una Argentina Inclusiva y Solidaria”. En teoría estará vigente por 5 años y fija un tributo del 30% tanto para las personas que compren divisas para atesoramiento como para quienes usen tarjeta de crédito o débito para la cancelación de gastos o extracción de monedas o billetes extranjeros en el exterior. Lo lanzó Martín Guzmán apenas asumió en el Ministerio de Economía para contener la demanda de dólares. No funcionó en ese sentido aunque sirvió para incrementar la recaudación.

2) Servicios Digitales Internacionales: todos los servicios digitales brindados por internet que sean consumidos en Argentina y prestados por sujetos domiciliados en el exterior, están alcanzados por el impuesto. Se aplica el impuesto pero con el 8%, en el uso de la facultad que se le delegó para hacerlo en lugar del 30%.

3) Bienes Personales: la alícuota en la escala mínima pasó en diciembre de 2019 de 0,25%, a 0,5%, y la máxima aumentó de 0,75% a 1,25% anual. Si se trata de bienes en el exterior, la alícuota es directamente de 2,5%.

4) IVA a los alimentos básicos: en plena campaña electoral, y tras perder las PASO, Mauricio Macri dispuso por decreto en agosto del 2019 la eliminación del IVA a 13 alimentos de la canasta básica. El 31 de diciembre venció la exención y el gobierno no lo renovó.

5) Impuesto a los “autos de lujo”: fueron creados en 2014 para frenar la salida de dólares. Mauricio Macri prometió eliminarlo pero no lo hizo. Alberto Fernández lo mantuvo y se incorporaron más modelos al pago del impuesto interno a los 0 Km.

6) Contribuciones Patronales: se suspendió la escala de reducción, establecidas en la reforma tributaria aprobada en 2017. Se estableció el freno la unificación de esa alícuota, se dejó sin efecto la actualización de los mínimos no imponibles, y se crearon nuevos mínimos no imponibles promocionales.

7) Retenciones a las exportaciones: se eliminó la fórmula de fijar como derecho de exportación un valor fijo, 4 pesos por dólar exportado para cereales y materias primas. La soja se fijó en 30% (18% más 12%). Otros productos pagaron 9% y algunos quedaron en 3 pesos por dólar.

8) Ingresos Brutos y Sellos: a pedido de las provincias, se suspendió la baja de impuestos de esos impuestos.

9) Retenciones a la soja: el gobierno hizo uso de su facultad delegada y aumentó en marzo, en plena cosecha, las retenciones de 30% a 33%.

10) Impuesto a los Autos: Con la actualización de la base imponible del tercer trimestre, más vehículos quedaron alcanzados.

11) Dólar y Tarjetas: el presidente del Banco Central, Miguel Pesce anunció a mediados de septiembre la imposición de un anticipo del 35% de Impuesto a la Ganancias o a Bienes Personales para la compra del dólar ahorro o los gastos con tarjeta en moneda extranjera.

12) Electrónicos: La Cámara de Diputados introdujo en el Presupuesto 2021 modificaciones impositivas. Se dispuso el incremento de los impuestos internos sobre los productos electrónicos, que implica un alza al 17% para aquellos de origen importado y una tasa de 6,55% para los nacionales.

13) Primas de seguros: se dispuso además en el Presupuesto 2021 una contribución obligatoria del 0,5% sobre las primas de seguros automotores correspondientes a pólizas contratadas sobre vehículos afectados al servicio de transporte de pasajeros de jurisdicción nacional. Se crea el denominado “Fondo Nacional del Manejo del Fuego”, que estará compuesto, entre otros conceptos, por una contribución obligatoria del 3 por mil de las primas de seguros (excepto las del ramo Vida).

14) Apuestas y Juegos de Azar: a los que se realicen por medio de plataformas digitales e internet se impone una alícuota del 5% para apuestas locales y del 10% para países no cooperantes.

15) Nuevo Impuesto a la Riqueza o a los Patrimonios mayores a $200 millones: obtuvo media sanción ayer en Diputados y se descuenta su aprobación en el Senado, en donde empezará a tratarse el próximo martes.

También podría gustarte