Echó a su hija de 23 años de su casa por ser lesbiana, le dijo que le daba “asco”, le deseó “un tumor” y no la dejó entrar ni con la Policía

Hay reacciones que directamente no tienen explicación y más aún cuando tienen que ver entre un padre y un hijo, lo cierto, es que una joven tuvo que soportar una discriminadora situación por parte de su madre.

Malika Chalhy, una joven marroquí de 22 años, fue expulsada de su propia casa de la localidad italiana de Castelfiorentino por su progenitora por “ser lesbiana”, y al intentar regresar acompañada por la Policía, fue rechazada por sus propios padres.

“No conozco a esa persona”, afirmó su mamá ante las autoridades que acompañaron a la joven hasta su casa para poder ingresar y hablar con sus padres o por lo menos llevarse sus cosas, algo que también le negaron.

Pero todo no terminó ahí, ya que días después de esa visita, recibió un mensaje de texto de su mamá donde decía: “Das asco, lesbiana. Te deseo un tumor, eres la ruina de la familia. Sería mejor tener una hija drogadicta que lesbiana”.

Según relató la joven en sus redes sociales, varias organizaciones que luchan por los derechos LGTB, famosos y personas en general le ofrecieron su apoyo, emocional y económico para independizarse.

“GRACIAS. Por una palabra, un gesto un abrazo virtual. Los leo a todos, pero son muchos. Llevo adelante esta batalla con valentía, por los chicos que están pasando por lo que he pasado y estoy pasando yo, por los niños del futuro , por lo que importa en la vida … el amor “, escribió la joven en sus redes sociales.

En la misma línea, agregó: ” Solo les pido que no demuestren odio, ofensas y malas palabras hacia mis” padres ” , por más comprensibles que sean”.

“Yo no soy quien debería avergonzarse. Yo no soy quien no es normal. No es normal golpear a un niño o insultarlo por quien es o elige ser, no es normal juzgar y señalar a los demás, no es normal culpar a alguien solo porque es homosexual”, contó la víctima a un sitio italiano.

En tanto, la joven logró recaudar 138.490 euros a través de la plataforma GoFundMe, de los cuales destinará una parte a pagar a su psicólogo y los abogados que llevan su caso, y otra a donaciones a asociaciones que ayuden a los más desfavorecidos.

 

También podría gustarte