Echaron de la fuerza a ocho gendarmes por participar de una fiesta clandestina

“Ustedes no son nadie. Nosotros somos gendarmes”. Así recibieron ocho integrantes de la fuerza a policías que los detuvieron por participar de una fiesta clandestina. Ocurrió en la capital de Santiago del Estero y los agentes implicados fueron pasados a disponibilidad.

Así lo indicó Gendarmería Nacional en un comunicado donde también señala que se inició “una investigación interna con actuaciones disciplinarias correspondientes”.

El hecho ocurrió a las 5 de este sábado en una casa situada en la esquina de Taboada y Perú, en el barrio Alberdi de la capital santiagueña.

Policías de la División Prevención Contra el Alcoholismo constataron que los uniformados nacionales estaban bailando y consumiendo bebidas alcohólicas.

Cuando los efectivos arribaron al lugar detenerlos debido a que estaban violando el aislamiento, fueron recibidos con insultos y hubo empujones.

De acuerdo con fuentes policiales, algunos de los gendarmes intentaron escapar pero fueron detenidos en viviendas vecinas.