Doble moral: la “acumulación de dólares” que criticó Alberto Fernández es el modo de ahorro declarado de algunos funcionarios

“Hacen falta dólares para producir, no para guardar”, dijo este miércoles Alberto Fernández, horas después de endurecer el cepo que dificulta aún más la compra de moneda extranjera. Sus personas de confianza en la Casa Rosada, su socia, su jefe de Gabinete, casi todos sus ministros y buena parte de su equipo económico, sin embargo, ahorran en dólares, como la gran mayoría de los argentinos con capacidad de ahorro.

La información se desprende de los datos patrimoniales que los funcionarios presentaron ante la Oficina Anticorrupción (OA) cuando asumieron sus cargos. LA NACION Data analizó las últimas declaraciones juradas disponibles, algunas correspondientes al ejercicio 2018 y otras al ejercicio 2019, de 30 funcionarios del oficialismo. Solo cinco no declaran dólares, uno de ellos es el propio Alberto Fernández.

Máximo Kirchner es el referente del oficialismo que más dólares informó. Como herencia de Néstor Kirchner, el diputado recibió plazos fijos por casi US$3 millones que todavía mantiene. Su equivalente en pesos era, allá por fines de 2018, superior a los 106 millones de pesos, pero, devaluaciones mediante, ese número será mucho más alto en la próxima declaración jurada que presente el líder de La Cámpora.

Los funcionarios de confianza del Presidente ahorran en dólares. Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete y voz autorizada para los temas macroeconómicos, declaró bienes en dólares por 7,8 millones de pesos (su conversión) distribuidos en un plazo fijo en dólares y en cuentas bancarias. Santiago Cafiero, el jefe de Gabinete, también declaró una caja de ahorro en dólares por casi un millón de pesos.

Juan Manuel Olmos, jefe de asesores y hombre muy cercano al Presidente, informó activos en dólares: declaró 6,5 millones de pesos en moneda extranjera, entre dinero en efectivo y fondos en cuentas bancarias. La tendencia se repite entre los funcionarios de máxima confianza de Alberto Fernández en la Casa Rosada: el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello (informó 3 millones de pesos en dólares); la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra (2,4 millones de pesos); el secretario de Medios, Juan Pablo Biondi (2 millones de pesos) y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz (1,8 millones de pesos).

Marcela Losardo, ministra de Justicia y socia de Alberto Fernández mientras se desempeñó en la actividad privada, también declaró ahorros en moneda extranjera: 82.000 dólares entre dinero en efectivo y cuentas bancarias. Los únicos ministros nacionales que no declaran dólares son Matías Kulfas, Matías Lammens y María Eugenia Bielsa.

El Presidente es otro de los pocos que no informó activos en dólares ante la OA, pero sí declaró una deuda en moneda extranjera: le debía el equivalente a 102.240 pesos a Héctor Martínez Sosa, un broker de seguros, a finales de 2018.

Mercedes Marcó del Pont, titular de la AFIP, es una de las funcionarias que más dólares declaró: US$205.000 en efectivo, correspondientes a una herencia y a la venta de una propiedad. El equivalente en pesos eran 12 millones a finales de 2019. La AFIP será la entidad encargada de ejecutar las retenciones para la compra de dólares para atesoramiento y cuando se retenga la alícuota correspondiente para los pagos realizados con tarjeta de crédito en el exterior.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, otro dirigente clave en las decisiones financieras del Gobierno, también eligió los dólares como moneda de ahorro aunque su caso es especial porque a fines de 2018 -cuando completó su declaración jurada- todavía vivía en Estados Unidos. Declaró el equivalente a 3,6 millones de pesos entre depósitos en cuentas bancarias y tenencias en efectivo de esa moneda extranjera, casi la mitad de su patrimonio, según la información de la OA.

El endurecimiento del cepo fue una decisión tomada por el Presidente a instancias del titular del Banco Central (BCRA), Miguel Ángel Pesce. LA NACION intentó acceder a su declaración jurada para saber si atesoraba dólares, pero el funcionario nunca hizo la presentación ante la OA. Su plazo se vencía 30 días después de asumir como titular del BCRA, en diciembre pasado. Ante el incumplimiento, la OA lo intimó en abril pero todavía no tuvo respuesta del funcionario, informaron fuentes oficiales. “Es muy difícil saber qué va a pasar con el blue; es un mercado delictivo”, dijo anteayer Pesce, en medio de la polémica por las restricciones cambiarias.

También podría gustarte