Doble crimen de Vicente López: un hallazgo importante complicó las declaraciones de Martín del Río

El doble crimen de Vicente López tuvo nuevas noticias. En las últimas horas, apareció un juego de llaves y un control remoto de la cochera del domicilio ubicado en la calle Melo al 1100. Según Martín del Río, estos objetos había sido robados, pero finalmente fueron encontrados en su vehículo.

“El hallazgo fue en un hueco que tenía para guardar cosas, debajo de la rueda de auxilio de su camioneta. Él había dicho que el supuesto ladrón y asesino se había llevado las llaves y el control remoto del padre. Y estaban ahí, las tenía él”, detallaron fuentes oficiales de la investigación.

Los investigadores agregaron: “Es una prueba letal”. En su primera indagatoria, del Río había dicho que esos objetos habían sido robados y que el control remoto servía para abrir otro portón. Sin embargo, en su segunda indagatoria, después de mostrarle a través de un video la aparición del control remoto y que servía para abrir la puerta de la casa de sus padres, el presunto parricida “se quedó sin palabras”.

 

Ampliación de indagatoria

La misma duró alrededor de cuatro horas, ‘Tincho’, como es apodado por sus conocidos, expresó: “Estando detenido, fui abandonado por mi familia, no tengo para pagar peritos. Mi hermano se niega a pagarlos, no tengo para pagar abogados, nadie me trae comida”.

Frente a los fiscales de Vicente López y del juez de Garantías 1 de San Isidro, del Río relató lo que hizo el día lunes 22 de agosto, última vez que dijo haber visto a sus padres, José Enrique Del Río (75) y María Mercedes Alonso (72); dos días antes del doble crimen.

“El teléfono estaba prendido, pero tildado, me pasó un montón de veces. Hace tres meses atrás se me cae el teléfono, lo mando al service oficial”, explicó del Río respecto a su paradero entre las 16.50 y 19.30 del 24 de agosto. Y agregó: “Al darme cuenta que estaba tildado, lo apago, lo dejo unos cuantos minutos y lo vuelvo a prender”.

Dicha afirmación se contradice con lo que declaró la primera vez, cuando dijo que envió mensajes y mails porque después de un peritaje a su teléfono se comprobó que en ese tiempo solo recibió dos mails y no tuvo más acción.

Por último, las fuentes oficiales revelaron que, durante toda la indagatoria de este jueves, el acusado solamente “miró el piso, ni a su abogada, ni a los fiscales, ni al juez. Solo al piso”.

 

También podría gustarte