Disputa de Peritos sobre el caso Maldonado generar entrecruce de acusaciones

Faltan cinco días para que se cumpla un año de la desaparición de Santiago Maldonado y nuevas acusaciones giran entorno a la autopsia que se realizó del cuerpo hallado el 17 de octubre en el río Chubut.

El licenciado en Criminalística Enrique Prueger argumentó que el cuerpo de Maldonado no estuvo 78 días sumergido en el río. En su opinión, el cadáver del joven fue “plantado por alguien” desde unas horas a diez días antes del momento en que lo encontraron en el río.

Es la misma postura que sostiene la familia del fallecido desde que se revelaron los datos de la autopsia. Ante esto, una de las peritos que firmó la autopsia, Silvia Bufalini, salió a responderle a través de su cuenta de Twitter, donde escribió: “Una de estas firmas es mia.

Lo único ‘ignorado a sabiendas’ fueron las especulaciones. Este es el resultado de 14 hs de trabajo multidisciplinario. Lo demás es buscar fama”. Al ser consultada por PERFIL sobre los dichos de Pruegger, la experta prefirió no hacer declaraciones y precisó: “El momento para responder será cuando ese informe se agregue al expediente”.
Hipótesis

El especialista aseguró en diálogo con Infobae que los 28 peritos que firmaron la autopsia en noviembre de 2017 “ignoraron a sabiendas” el punto 10 del informe de la bióloga y palinóloga Leticia Povilauskas que se encontraba en la página 54 en el que precisó el tiempo que el polen podía permanecer en la ropa del artesano.

“Bajo ningún punto de vista los granos de polen encontrados en las muestras peritadas, pueden permanecer adheridos a las prendas anteriormente citadas, sumergidas en el lugar del hecho descripto por un período de tiempo prolongado teniendo en cuenta la mínima velocidad que pueda tener la corriente de flujo en el río (sin mencionar si existieron crecidas por precipitaciones o deshielo), la energía presente en el medio acuático y la cantidad de oxígeno removido en el lecho (lo que hace un medio aeróbico). Todas estas condiciones hacen que el polen se desprenda fácilmente de las ropas, sobre todo en materiales de nylon tipo impermeable como es el caso del pantalón, en el cual se detectó gran cantidad de palinomorfos.

- Advertisement -

Lo que significa que en un lapso de tiempo no mayor a 20-30 días, no estaríamos en presencia de granos de polen adheridas a las ropas”, fue el texto que Infobae mostró y en el que Prueger se sustenta para afirmar que el cuerpo fue plantado.

Los peritos de la autopsia estimaron que el cuerpo de Santiago estuvo en el río Chubut 53, 60 o 73 días, y que no había rastros de que hubiera sido movido del lugar donde apareció. El cuerpo de Maldonado siempre estuvo en el agua Prueger realizó un experimento propio en el río Chubut para demostrar que las conclusiones a las que se llegaron esos peritos eran erróneas. Colocó un trozo de carne de 998 gramos en el mismo lugar donde fue encontrado el cadáver y cada semana se sacó la carne del agua para controlar su peso para luego volverla a sumergir.

El especialista indicó que la degradación del trozo de carne “fue producida no solo por la descomposición en el agua sino también por la acción de la fauna del lugar, nutrias, hurones, peces y cangrejos que literalmente la devoraron”. Tras 45 días, el pedazo tenía un peso de 445 gramos. “El cuerpo de Santiago Maldonado, que se dice estuvo en el agua durante 78 días, tenía las papilas de los dedos de las manos y en condiciones por haber sido identificado mediante el procedimiento respectivo, los tatuajes en la espalda se podían distinguir y presentaba apenas algunos mordiscos de fauna, como si ese cuerpo hubiera permanecido en el agua pocos días”, consideró Prueger al mismo medio.

“El experimento que hicimos revela que es imposible que el cuerpo de Santiago haya podido permanecer allí sin experimentar una descomposición y ataque de la fauna presente en el lugar”, agregó. Otro de los errores de los peritos según Prueger es que para la temperatura del agua se utilizó la tabla de REH, que se basa en temperaturas promedio.

“En la autopsia se trabajó con la temperatura mínima de los días de la desaparición. Sus resultados son falsos, nulos”, afirmó.

- Advertisement -

- Advertisement -

- Advertisement -