Diputados comenzará a debatir el proyecto de legalización del aborto la próxima semana

La Cámara de Diputados comenzará a debatir el proyecto de legalización del aborto la próxima semana y podría votarse el miércoles 9 de diciembre o el jueves 10.

Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, encabezó la reunión con los presidentes y vicepresidentes de las cuatro comisiones que intervendrán para tratar la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Allí, se acordó un cronograma intenso y comprimido para la semana próxima con jornadas que empezarán a las 10 y culminarán a las 19. Por su parte, el viernes se prevé la firma de dictamen.

La primera reunión informativa del plenario conjunto de las comisiones de Legislación General, Salud, Mujeres y Diversidad y Legislación Penal será el martes a las 10, con la presencia por la mañana de los ministros Ginés González García (Salud) y Daniel Arroyo (Desarrollo Social); además de la secretaria Legal y Técnica y autora del proyecto del Poder Ejecutivo, Vilma Ibarra.

La intención del oficialismo es que no se repita la situación ocurrida en 2018 cuando durante tres meses desfilaron centenares de expositores para dar su punto de vista sobre el proyecto. “La idea es dar el tiempo suficiente para una discusión, pero de ninguna manera el tiempo que demoró en 2018”, le anticipó el diputado Pablo Yedlin a La Nación. Y agregó: “No nos parece que sea necesario volver a escuchar a todos los exponentes”.

Por eso, habrá 50 expositores, 25 a favor del proyecto y 25 en contra, los cuales serán divididos en grupos según su especialidad: científicos, médicos sanitaristas, referentes religiosos y juristas.

La primera reunión informativa del plenario conjunto de las comisiones de Legislación General, Salud, Mujeres y Diversidad y Legislación Penal será el martes a las 10, con la presencia por la mañana de los ministros Ginés González García (Salud) y Daniel Arroyo (Desarrollo Social); además de la secretaria Legal y Técnica y autora del proyecto del Poder Ejecutivo, Vilma Ibarra.

La intención del oficialismo es que no se repita la situación ocurrida en 2018 cuando durante tres meses desfilaron centenares de expositores para dar su punto de vista sobre el proyecto. “La idea es dar el tiempo suficiente para una discusión, pero de ninguna manera el tiempo que demoró en 2018”, le anticipó el diputado Pablo Yedlin a La Nación. Y agregó: “No nos parece que sea necesario volver a escuchar a todos los exponentes”.

Por eso, habrá 50 expositores, 25 a favor del proyecto y 25 en contra, los cuales serán divididos en grupos según su especialidad: científicos, médicos sanitaristas, referentes religiosos y juristas.

También podría gustarte