Descendieron 10 mil metros en una de las fosas oceánicas más profundas y lo que encontraron te sorprenderá

Un grupo de científicos se llevó una sorpresa cuando buscaba misterios ocultos a más de 10 mil metros bajo la superficie, en medio de el primer viaje a la tercera fosa oceánica más profunda de la Tierra.

El oceanólogo filipino Deo Florence Onda y su colega estadounidense Victor Vescovo, de Caladan Oceanic, una organización privada dedicada al avance de la tecnología submarina, lamentablemente notaron que en el fondo solo había basura y plástico.

“La única cosa inusual en el fondo era la basura. Había mucha basura en la fosa. Había muchos plásticos, un par de pantalones, una camisa, un oso de peluche, envases y muchas bolsas de plástico”, explica el especialista.

“Incluso yo no me esperaba eso y hago investigaciones sobre plásticos”, agregó el investigador del Instituto de Ciencias Marinas de la Universidad de Filipinas.

“Verlo por primera vez fue un privilegio como ser humano y representante de 106 millones de filipinos y miles de millones de personas en el mundo”, afirmó conmovido.

Onda sostuvo que la mayor parte de las cosas que enseña fueron escritas por eruditos occidentales, por lo que verlo por sí mismo fue como un “cuento de hadas”.

“Veía cómo la luz se disipa con la profundidad. Estaba viendo cómo aumenta la presión, lo que luego disminuye las temperaturas y toda esta física, química y biología de la oceanografía se hace realidad. Fue una fantasía para mí”, expresó.

Pese a eso, también se mostró triste, en cierto modo.

“Ser testigo del alcance de la contaminación y ser testigo de la gravedad del problema de los plásticos desde la superficie hasta el fondo del océano, es otra cosa. Es mi responsabilidad decirle a la gente que su basura no se queda donde la ponen. Va a otro lugar y se hundirá”, concluyó.

 

También podría gustarte