Desastre de Nancy Pelosi en Corea del Sur

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de USA y un personaje clave en el Partido Demócrata y en el estado de California, protagonizó todas las noticias por su viaje a Taiwán. Pero no se mencionó tanto su fiasco en Corea del Sur: el presidente Yoon Suk-yeol no la recibió y le envió sus disculpas porque él estaba de vacaciones… y esa noche fue al teatro. Un desastre como final de gira de Pelosi.

A acuerdo a S. Nathan Park, abogado residente en Washington DC y miembro no residente del Instituto Sejong, quien escribió en Foreign Policy, el presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, no lo hizo adrede sino que no conoce o no le interesa la diplomacia internacional. Habrá que darle el beneficio de la duda a Park ¿o a Suk-yeol? El asunto trasciende a Pelosi y se presenta muy delicado para la Administración Joe Biden.

En Malasia, Pelosi almorzó con el primer ministro de Malasia, Ismail Sabri Yaakob.
En Japón, se reunió con el primer ministro japonés, Fumio Kishida.

Luego fue a su encuentro con la historia en Taiwán, donde una multitud la celebró y estaba todo el gobierno.

Pero cuando ella descendió en la base de la Fuerza Aérea de USA en Osan, Corea del Sur, ningún funcionario gubernamental se encontraba presente. El presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, le envió sus disculpas y dijo que estaba de vacaciones. Furiosa, Pelosi no concedió la conferencia de prensa programa. El desaire a Pelosi fue desconcertante porque era una visita programada. Park comentó que Yoon, quien abogó por una semana laboral de 120 horas, asumió el cargo hace menos de 3 meses y ya está de vacaciones….

 

Sus predecesores a menudo pospusieron sus vacaciones para recibir a personalidades extranjeras.

 

Este no es un momento en el que Yoon pueda darse el lujo de cometer errores. Gracias a la difícil situación económica, el resurgimiento de los casos de COVID-19 y sus propios pasos en falso, incluido un traslado inexplicable de la oficina presidencial fuera de la Casa Azul y una serie de dudosos nombramientos en el gabinete, el índice de aprobación de Yoon se ha reducido al 24% en las encuestas de Gallup Korea, un deterioro abrupto que no sucedía desde octubre de 2016, poco antes de que comenzaran las protestas ‘a la luz de las velas’ contra la entonces presidenta Park Geun-hye, quien luego sufrió juicio político, destitución y cárcel hasta que Yoon la indultó al llegar al gobierno.

 

Imperdible este otro fragmento de Park:

 

“No fue un problema logístico. Yoon estaba de vacaciones en Seúl, a pocos kilómetros de Pelosi. La noche de la llegada de Pelosi, Yoon y su esposa estaban viendo una obra de teatro llamada ‘The Tenants of Line 2’ (Los inquilinos de la línea 2). En una foto que se volvió viral en las redes sociales, junto a una foto de Pelosi aterrizando en un aeropuerto sin presencia de Corea del Sur, se mostró a Yoon con la cara roja tomando una copa con el elenco de la obra.”

 

La oficina del presidente de Corea del Sur solo aumentó la confusión. Inicialmente, afirmó que Yoon no se reuniría con Pelosi a causa de sus vacaciones.

 

Luego, cuando el avión de Pelosi se acercaba a Corea del Sur, la oficina presidencial cambió su historia 2 veces:

  • que estaban en conversaciones para tener una reunión;
  • que no había ninguna conversación.

La explicación casi definitiva fue que Yoon podría recibir a Joe Biden pero que Pelosi no es Jefa de Estado. Es totalmente cierto pero para Pelosi fue terrible y para los simpatizantes de USA en Corea del Sur, ni hablar.

 

Al final, Yoon habló por teléfono con Pelosi en la tarde del día posterior a su llegada, solo después de que ella visitó la Asamblea Nacional, el parlamento de Corea del Sur, por la mañana, donde recibió una bienvenida tardía de la guardia de honor organizada por Kim Jin-pyo, presidente de la asamblea de la oposición liberal.

El presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol (izquierda), saluda al futbolista Son Heung-min en el estadio de la Copa Mundial de Seúl el 02/07/2022.

El presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol (izquierda), saluda al futbolista Son Heung-min en el estadio de la Copa Mundial de Seúl el 02/07/2022.

La gran sospecha

En Washington DC fue un baldazo de agua helada.

 

Luego, la gran sospecha: ¿Yoon quería simpatizar con China? Esto es algo que no estaba en los planes de nadie en el Departamento de Estado.

 

La oficina de Yoon declaró que su decisión de no reunirse con Pelosi fue “en consideración de nuestro interés nacional en general”.

 

El asunto, entonces, es más complicado de lo que imaginaron los estadounidenses: para Yoon, era de interés nacional de Corea del Sur evitar una reunión con la presidenta de la Cámara de Representantes de USA, Nancy Pelosi, quien acababa de desafiar a China en Taiwán.

 

La oficina presidencial ni siquiera difundió imágenes del presidente Yoon en el teléfono con Pelosi.

 

La explicación oficial fue que “el Presidente se sentía incómodo porque estaba vestido de entrecasa y sin peinarse”.

 

Todos dijeron que Yoon evitaba imágenes que lo comprometieran ante Beijing.

 

La Oficina del Presidente también dijo que no usaría el término ‘Chip4’, la alianza de semiconductores liderada por USA, y que incluye a Japón, Taiwán y Corea del Sur.

 

Pero la Oficina también aclaró que Corea del Sur continuará trabajando con China en las cadenas de suministro de semiconductores.

 

Hay un enorme mercado ahí delante. China necesita semiconductores. Ni hablar Rusia, aunque es otro tema. USA ha utilizado la provisión de chips como arma de guerra contra ambos. Taiwán es el gran fabricante global de chips aunque empresas surcoreanas como Samsung han logrado avances prodigiosos.

 

El día de la partida de Pelosi, el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Park Jin, anunció que visitará China para reunirse con su homólogo, Wang Yi.

 

El comercio internacional de Corea del Sur en julio, incluido su comercio con China, registró su mayor déficit en 66 años. La importancia de China es clave para equilibrar la balanza.

Yoon Suk-yeol y Kim Geon-hee.

Yoon Suk-yeol y Kim Geon-hee.

Bajando los decibeles

Park afirma que, tal vez, el desaire de Yoon no fue tan intencional, “ya que sus torpezas en política exterior se están convirtiendo en un patrón. Apodado ‘un error al día’ durante la campaña presidencial, Yoon no es un orador elocuente ni una presencia elegante. Fiscal de carrera y novato en política ganó las elecciones presidenciales de marzo 2022 con el margen más estrecho en la historia de Corea del Sur al satisfacer anhelos sexistas y quejas por los impuestos inmobiliarios.”

 

Algo más:

  • “A los coreanos les gusta decir: “Un balde que gotea adentro también gotea afuera”. En consecuencia, los problemas de Yoon lo han seguido en el extranjero. Yoon asistió a su primer gran evento internacional en junio en la cumbre de la OTAN celebrada en Madrid, una reunión crítica mientras la guerra entre Ucrania y Rusia estaba en curso. En la ocasión histórica de ser el 1er. Presidente de Corea del Sur en asistir a una cumbre de la OTAN, Yoon parecía perdido e incómodo. La cobertura de noticias de la cumbre a menudo mostraba a Yoon parado solo en una multitud de líderes mundiales que lo ignoraban.”
  • “Mientras tanto, la Primera Dama, Kim Geon-hee, una curadora de arte con afición al chamanismo, también se mostró confundida, ya que “todavía no parecía familiarizada con el protocolo y dudaba sobre cómo saludar o dónde pararse”, según la web El Confidencial, de España. Más tarde, enfrentó críticas cuando los informes de los medios revelaron que trajo a un amigo personal sin un cargo oficial en el avión presidencial al emitirle un pasaporte diplomático y ponerlo a cargo de la planificación de eventos durante la cumbre de la OTAN. El opositor Partido Demócrata comparó el incidente con el escándalo de Choi Soon-sil , cuando la expresidenta Park Geun-hye fue acusada por hacer que su amiga sin cargo oficial manejara los asuntos del gobierno y traficara influencias.”

El Departamento de Estado ha creído que los conservadores de Corea del Sur estaban a favor de USA y los liberales de Corea favorecían a Corea del Norte y China. Pero, en verdad, la política exterior de los conservadores de Corea del Sur no es tan diferente de la de los liberales.

 

Con todos los intereses que USA tiene en Corea del Sur, un territorio que es una invención estadounidense al provocar la Guerra de Corea, y que financió durante décadas después, y que sostuvo con fuerzas militares y apoyo comercial, parece un fracaso gigantesco. Peor aún si se considera que Yoon era el hombre en el que Washington confiaba para mantener a Seúl como ‘país amigo’.

También podría gustarte