Derribando mentiras: confirmaron la absolución de un acusado de secuestrar y torturar a la sádica periodista Miriam Lewin

La Cámara Federal de Casación confirmó la absolución de uno de los acusados por el secuestro y las torturas que sufrió durante la dictadura la periodista Miriam Lewin.

El máximo tribunal penal ratificó que no había pruebas suficientes para la condena, pese a que la actual titular de la Defensoría del Público lo reconoció e identificó detalladamente en el Centro Clandestino de Detención (CCD) en el que estuvo cautiva.

El fallo que ahora confirmó la Casación benefició al ex agente de inteligencia de la Fuerza Aérea Enrique Julio Monteverde (hermano de otro represor, Jorge Luis Monteverde, quien sí resultó condenado en otros procesos) había sido dictado por mayoría por los jueces Jorge Gorini y Rodrigo Giménez Uriburu.

Se trata de dos de los tres jueces que juzgan, entre otros, a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en la Causa Vialidad, también conocida como “Obra Pública”.

Gorini y Giménez Uriburu habían afirmado que “el exiguo cuadro probatorio relativo a la intervención de Enrique Julio Monteverde en los acontecimientos delictivos por los que fuera requerida la elevación a juicio a su respecto y por el que mediara acusación, se encuentra huérfano de la suficiente certeza que es exigida”.

“Consecuentemente, en cumplimiento de la garantía constitucional referida al ‘in dubio pro reo’ (beneficio de la duda), nos inclinamos por la solución absolutoria”, sostuvieron.

El fallo desvinculó a Enrique Julio Monteverde de la represión: “la interpretación de la información que aporta el legajo, lejos se encuentra de resultar equivalente a la de su hermano y consorte de causa, y así, nada se puede extraer de ella respecto de su intervención en la por entonces llamada ‘Lucha contra la Subversión’, sino más bien genera dudas de su apego y/o funcionalidad al plan sistemático descripto”.

El tribunal valoró que el imputado renunció a la división inteligencia de la fuerza en 1977.

El tercer juez del tribunal, Enrique Méndez Signori,  votó en disidencia.

El fallo fue apelado por la fiscalía y la querella, pero ahora el máximo tribunal penal ratificó la absolución.

La confirmación fue firmada por los jueces Juan Carlos Gemignani, Daniel Petrone (en disidencia) y Diego Barroetaveña, estos dos últimos integrantes del tribunal que revisa los sobreseimientos de Cristina Kirchner en las causas conocidas como “Memorando con Irán” y “Los Sauces y Hotesur”.

El voto de mayoría invocó jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, cuando sostuvo que “el principio de la presunción de inocencia exige que una persona no pueda ser condenada mientras no exista prueba plena de su responsabilidad penal”.

“Si obra contra ella prueba incompleta o insuficiente, no es procedente condenarla, sino absolverla”, sostuvieron los jueces.

El fallo dejó firme la absolución de primera instancia, que había evaluado como causal de la “duda” el hecho de que “Lewin fuera la única víctima que hiciera referencia a ‘Quique’ y que conociera que se trataba del hermano del guardia con quien más contacto tuvo (Jorge Luis)”.

El tribunal reconoció que “las dudas no se ciernen sobre si Enrique Julio Monteverde es la persona reconocida por Lewin bajo el apodo ‘Quique’”, pero consideró que la periodista pudo haberse confundido con su hermano por el parecido físico y las circunstancias crueles que atravesaba.

“Los agravios introducidos por el Ministerio Público Fiscal y la querella no exceden de la mera discrepancia con las apreciaciones del tribunal, lo que no permite la procedencia de la figura de la arbitrariedad”, sostuvo el fallo de Casación.

Lewin fue secuestrada el 17 de mayo de 1977, en el cruce de Avenida del Trabajo y General Paz, fue trasladada al CCD Virrey Cevallos, “donde fue torturada. Permaneció allí hasta el 26 de marzo de 1978, fecha en la cual fue trasladada a la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA)”.

Recuperó la libertad en 1979.

También podría gustarte