Demencial: se incrustó un clavo en el cráneo porque “sentía el cerebro flojo”

“Se sentía el cerebro flojo”. Esta fue la explicación que les dio Natanael García Polanco, de 33 años, a los médicos que lo atendieron en el Hospital José María Cabral y Báez de la República Dominicana, quienes lo admitieron cuando se clavó un clavo en la cabeza.

El hombre fue intervenido exitosamente en el centro médico, en donde se le extrajo el objeto metálico sin que se produjera ninguna lesión importante. De acuerdo con el medio Diario Libre, el hombre había realizado este increíble acto luego de caer en un estado de alucinación provocado por el consumo de drogas psicoactivas.

Antes de ser ingresado a la sala de emergencias tras perforarse el cráneo con el clavo, García Polanco aseguró que también introdujo una espina de un árbol de naranja en su oreja, cuando no quedó conforme con el efecto que tuvo el metal en su “cerebro flojo”. La doctora Cristina Martínez, jefa de servicios de Neurocirugía del Cabral y Báez, a través de la encargada de Comunicación del centro, Yadira Martínez, informó del éxito de la intervención.

Lamentablemente, este no es el primer episodio violento que García Polanco protagonizó desde que comenzó a consumir las drogas alucinógenas.

En diálogo con Diario Libre, los familiares de García confesaron que están preocupados por el estado mental de su pariente. Juan Tomás García, su padre, afirmó que la familia tiene miedo de que el hombre atente otra vez contra su vida o haga daños a terceros. Angustiado, pidió ayuda para poder ingresar a su hijo en algún centro donde pueda tratarse su adicción, pero reconoció que la condición mental es también una complicación.

El hombre confesó a medios locales que su hijo “se volvió así, como loco” hace cinco años, cuando empezó a usar drogas, y que desde entonces atentó contra su vida varias veces, incluyendo una ocasión en la que se cortó el cuello: “Él una vez se cortó el cuello también y nada, que él mismo se clava cosas; lo teníamos en una guardería en Maimón y se fugó” contó preocupado el padre del herido.

Debido a su historial de autolesiones, el hospital donde fue operado le indicó a García Polanco comenzar a realizar consultas psiquiátricas cada 15 días. A su padre, sin embargo, le preocupa no tener los recursos económicos suficientes para trasladarse cada quince días a las consultas con su hijo y al mismo tiempo cubrir su tratamiento médico.

También podría gustarte