Cuántos años de esperanza vida gana un fumador al dejar el cigarrillo

En 1987, la Organización Mundial de la Salud (OMS) instituyó el Día Mundial sin Tabaco todos los 31 de mayo para advertir sobre los efectos letales que provoca el cigarrillo. Ahora bien, cuáles son los beneficios de decirle adiós a su consumo.

En base a estudios científicos, la OMS explicó que dejar de fumar aumenta los años de esperanza de vida. En ese sentido, explicaron que la cantidad de años varía según la edad en la que se deja de fumar. A saber: si una persona que fuma tabaco lo deja a los 30 años de edad, ganará casi 10 años de esperanza de vida, mientras que si lo abandona a los 40 años de edad, se ganan 9 años.

En tanto, según la OMS, aquellos fumadores que optan por dejar el cigarrillo a los 50 ganan 6 años de esperanza de vida. Hacia los 60 años de edad, se ganan tres años.

Dejar el cigarrillo también brinda un beneficio en aquellos casos en los que los fumadores fueron diagnosticados con una enfermedad potencialmente mortal. En ese caso, las personas que dejan de fumar después de haber sufrido un ataque cardíaco tienen una probabilidad un 50% inferior de sufrir otro ataque cardíaco.

Cuáles son los beneficios de dejar el cigarrillo

Pero si se habla de beneficios también hay que mencionar a los fumadores pasivos que muchas veces conviven con el tabaco en sus pulmones. En esos casos es importante mencionar que dejar de fumar disminuye el riesgo adicional de muchas enfermedades relacionadas con el tabaquismo pasivo en los niños, tales como las enfermedades respiratorias y otitis.

Además de aumentar la expectativa de vida, dejar de fumar disminuye la probabilidad de sufrir impotencia en el fumador, de tener dificultades para quedar embarazada, tener partos prematuros, o abortos espontáneos.

Por otro lado, los especialistas aseguraron que los beneficios de dejar el tabaco son casi inmediatos. De hecho, a los 20 minutos de dejar de fumar, el ritmo cardíaco desciende. A las 12 horas, el nivel de monóxido de carbono en la sangre se normaliza. Entre dos y 12 semanas, la circulación mejora y la función pulmonar aumenta. En un plazo de uno a nueve meses, la tos y la dificultad para respirar disminuyen.

Por otro lado, a los 15 años, el riesgo de sufrir un ataque cerebrovascular (ACV) se reduce al de un no fumador, así como también el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca.

 

También podría gustarte