Crisis educativa: 4 de cada 10 jóvenes no terminan el secundario

El autor de Juventudes desiguales: oportunidades de integración social, Santiago Poy, contó los detalles de la investigación y explicó el vínculo entre la falta de escolarización y el empleo precarizado.

“Es el primer informe que se realiza sobre jóvenes. Procuramos mostrar una imagen de una juventud fragmentada. El dato sobresaliente tiene que ver con la exclusión de los niveles educativos considerados obligatorios”, observó Poy en diálogo Radio Mitre Córdoba.

Según el sociólogo, la evidencia “parece indicar que esto se viene configurando hace un tiempo” y “no es que haya habido un empeoramiento muy reciente”.

“4 de cada 10 jóvenes no tienen hecho el secundario. 1 de esos 4 solo tiene hecha la primaria. Los grandes desafíos están entre los jóvenes de 18 a 24 años, donde todavía se registran posibilidades ciertas de que vuelvan al sistema educativo medio”, agregó el experto.

Otra de las dimensiones que aborda el estudio tiene que ver con el trabajo de los jóvenes. Para Poy, no contar con el título secundario “no se asocia tanto con una mayor exposición al desempleo sino que tiene que ver con una dificultad para acceder a puestos de buena calidad”.

“En Argentina, solo 4 de cada 10 jóvenes que trabajan están en blanco. El 60% se encuentra en situaciones de muchísima vulnerabilidad laboral. Hay una disociación entre la valoración general del sistema educativo y la propia percepción que tienen tanto los padres como quienes concurren a la escuela”, concluyó el autor de la investigación.

 

También podría gustarte