Creen que la nena de 13 años estaba en una “crisis impulsiva” cuando mató a puñaladas a su hermano de 5

La muerte de un nene de 5 años rompió los límites de lo imaginable en Arroyo Seco, Santa Fe, una ciudad ubicada a más de 20 kilómetros al sur de Rosario. La Justicia de Menores trabaja sobre la hipótesis de que su hermanastra adolescente lo apuñaló y de inmediato advirtieron que puede tener problemas de salud mental como detonante del homicidio.

En medio del hermetismo con el que se manejan estos casos en el fuero provincial, fuentes oficiales confirmaron este martes que la niña fue retirada de su hogar la noche anterior para ser atendida en un hospital público. En base a la primera evaluación que hicieron tras la denuncia policial, los especialistas presumen que la chica de 13 años actuó en el marco de una “crisis impulsiva” desencadenada cuando estaba con el niño.

Benjamín sufrió múltiples heridas de arma blanca este lunes a la tarde en una casa ubicada sobre Garrahan al 1300, cerca del cruce con la calle Sargento Cabral. En ese momento, su madre asistía a clases de una escuela secundaria para adultos y su hijo se había quedado en el hogar junto a su hermanastra.

Cuando la policía llegó a la casa, el niño ya había fallecido y no hubo chances de trasladarlo a un hospital. La Guardia Urbana de Arroyo Seco se sumó al operativo para vigilar la zona hasta que la brigada de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) tomó la posta en el procedimiento.

Según voceros ligados a la investigación del Juzgado de Menores 2, es probable que la adolescente tenga un trastorno mental de base. Luego de la denuncia, quedó alojada en Rosario por orden del juez Estanislao Miguel Surraco.

La casa donde ocurrió el crimen, en la localidad Arroyo Seco. Benjamín murió por las múltiples heridas de arma blanca. Foto: Juan José García

La casa donde ocurrió el crimen, en la localidad Arroyo Seco. Benjamín murió por las múltiples heridas de arma blanca. 

El papá de Benjamín se enteró del homicidio mientras trabajaba. Nicolás está separado de la mamá del nene y estaba en servicio como inspector de tránsito de Arroyo Seco cuando le avisaron lo que había pasado. Después del encuentro con sus familiares, viajó a la vecina ciudad de Villa Constitución, donde vive actualmente.

Por otra parte, el magistrado a cargo de la causa solicitó la intervención de la Dirección Provincial de Salud Mental. Para atender y evaluar a la chica de 13 años, también convocó integrantes del áreas de Promoción de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia de Santa Fe.

En el ámbito judicial, los exámenes y entrevistas que requiere el caso apuntan a establecer si la nena es responsable de la muerte de su hermanastro, más allá de que es inimputable por su edad. Este diagnóstico es necesario para definir qué tipo de asistencia recibirá, ya que puede ser internada o recibir tratamiento ambulatorio.

“Es un caso muy complejo. Fue un shock para toda la sociedad”, apuntó el intendente Nizar Esper sobre el episodio en el barrio Santa Rita. Se trata del segundo homicidio registrado este año a nivel local dentro de una lista de 214 casos reportados en todo el departamento Rosario.

El funcionario confirmó que puso a disposición a todo el equipo de salud mental del municipio para ayudar a la familia y colaborar en la causa. Sin embargo, en las primeras horas posteriores a la muerte de Benjamín no pudo acceder a datos precisos sobre el hecho.

En un reportaje con Radio 2, Esper expresó que el episodio es “todo un drama” para la pequeña ciudad. El día después del operativo policial, no había nadie en la casa de la mujer de 32 años. En el patio sólo quedaban algunos juguetes mientras la Justicia definía los pasos a seguir para resolver la situación de su hija después del homicidio.

También podría gustarte