Crecen las protestas en China luego de un incendio mortal en un edificio confinado

La población de China continúa con violentas protestas debido a los confinamientos por covid-19 en todo el país. Las manifestaciones se incentivaron luego de un incendio mortal en un edificio confinado en el que murieron 10 personas. En particular, en la región de Xinjiang, en el extremo occidental de China y en Pekín, la capital del país. A nivel nacional, los contagios alcanzan otro récord.

En la capital de Xinjiang, Urumqi, una multitud salió a las calles al grito de “¡terminen con el bloqueo!” y levantando los puños, luego de que un incendio el jueves provocara la ira de los ciudadanos ya que sostenían que el confinamiento evitó salvar a las personas a tiempo.

 

Los habitantes se dirigieron a una plaza cantando el himno nacional de China en el que dice “¡Levántense los que se niegan a ser esclavos!” mientras otros gritaban que querían ser liberados del encierro.

 

Las medidas de las autoridades

En Urumqi, muchos de sus 4 millones de residentes estuvieron sometidos a los encierros más largos del país, con la prohibición de dejar sus casas durante 100 días.

Por su parte, en Pekín, algunos residentes sometidos a los cierres organizaron protestas a pequeña escala o se enfrentaron a los funcionarios locales por las restricciones de movimiento impuestas.

El incendio de un edificio de gran altura en Urumqi causó la muerte de 10 personas en jueves por la noche y causó la ira en redes sociales ya que muchos dijeron que los residentes no pudieron escapar a tiempo porque el lugar estaba parcialmente cerrado.

Las autoridades dieron una conferencia de prensa en las primeras horas del sábado y negaron que las medidas contra el covid-19 hubieran dificultado la huída de las personas y el rescate. Aun así, las personas siguieron cuestionando la versión oficial.

También podría gustarte