Contra el frío polar, conocé los calefactores que menos gastan

Con la ola polar instalada en Capital Federal y el Gran Buenos Aires, todos buscan una manera de calefaccionar los ambientes de sus viviendas. Claro está, que con las subas en los servicios de electricidad y gas, también los usuarios buscan cuidar el bolsillo.

En ese orden, Edesur, una de las principales empresas distribuidoras de energía del país, dio a conocer aquellos artefactos más eficientes a la hora de calentar los ambientes con el fin de ahorrar hasta un 70% en la factura de electricidad.

El resultado se dio luego de comparar 56 horas de calefacción divididas en 8 horas por noche durante 7 días para un ambiente de 10 metros cuadrados.

Los paneles calefactores, uno de los últimos inventos en el rubro, encabezan la nómina de los económicos. Gasta $142 durante las 7 noches siendo el dispositivo más eficiente: consume 600 watts por hora (0,6 kWh).

Esto es 3 veces menos costoso que un caloventor y casi 2 veces menos que un aire acondicionado. En contrapartida, son de los más caros: cuestan alrededor de 9 mil pesos.

En segundo lugar se ubica el radiador eléctrico. En este caso, son $ 226 en las 7 noches y los equipos estándar consumen entre 900 y 1.000 watts por hora. El consumo es similar a un aire acondicionado en modo calor. El precio, aún más caro: arrancan en los 15 mil pesos.

El aire acondicionado por caso el más útil por cumplir una doble función, gasta $238 por 7 noches. Estos dispositivos son una opción muy eficiente dado que consumen 1 kWh a 20 grados y el consumo aumenta entre 7% y 9% por cada grado que se aumente en el termostato.

Un aire frío/calor de 2.200 calorías (clase A o superior) es suficiente para calentar un ambiente de entre 50 y 60 metros (siempre y cuando este no tenga filtraciones). Los más baratos están $ 25.000.

En el último escalafón, en tanto, se encuentra el caloventor que gasta $471 durante el período evaluado. Se trata de los dispositivos más ineficientes para calefaccionar un ambiente por su elevado consumo eléctrico (2.000 watts por hora o 2 kWh).

Esto es más del doble respecto de un aire acondicionado. Si bien son muy baratos a la hora de comprarlos, en términos de consumo resultan realmente costosos.

También podría gustarte