Conmoción y miedo en un velorio: antes de cerrar el ataúd notaron que respiraba

En la provincia de Corrientes no salen del asombro con un hecho ocurrido hace algunos días en la capital provincial. Allí, una mujer de 91 años protagonizó una historia tan increíble como real, en la que fue declarada muerta hasta que notaron que todo había sido un error.

En una clínica privada, la familia de la jubilada recibió un certificado de defunción luego de que la mujer permaneciera internada allí durante varios días. Ocurrió precisamente el domingo a las 5.30. Tras la triste noticia, sus seres queridos se dispusieron a buscar una casa velatoria para despedirla.

La recibieron en la funeraria De Bonis, situada en la calle La Rioja. Allí, previo a colocar el cuerpo en el ataúd y cerrarlo para dar inicio a la ceremonia, notaron que la mujer aún respiraba.

Al manifestar signos vitales fue derivada nuevamente a la clínica Sagrado Corazón. El personal del lugar, en evidente estado de shock, según relataron los medios locales, se comunicó con el servicio de emergencias y con la Policía para que trasladen a la mujer, que finalmente falleció pasadas las 16.

Sonia Sabino, gerente de la empresa funeraria De Bonis, precisó que en sus 50 años de servicio jamás había vivido una situación similar: “Llamaron a la empresa para retirar a la persona fallecida y, una vez que la trajeron, los muchachos que estaban por vestir a la señora notaron que la persona comenzó a respirar”.

“Ante la sorpresa, avisaron a los superiores que inmediatamente se comunicaron con el centro de salud y comprobaron que la mujer estaba viva”, detalló Sabino en diálogo con Radio Continental Corrientes.

“Nunca había ocurrido una situación semejante en la empresa. Sus ojos empezaron a recuperar brillo y ella a respirar. Nosotros siempre retiramos el cuerpo con un certificado médico de defunción, sin ese documento no tocamos el cuerpo”, detalló la gerente.

María del Carmen Meza de Pavón, sobrina de la mujer, confirmó los hechos y sostuvo, que luego de que desde la clínica les notificaran su muerte, iniciaron los protocolos correspondientes para trasladar el cuerpo a la funeraria.

“Cuando la estaban preparando se dieron cuenta de que tenía signos vitales”, indicó.

La mujer volvió a recibir respiración asistida y se la mantuvo en esa situación hasta que, en horas de la tarde, finalmente murió. Un médico forense confirmó su fallecimiento.

También podría gustarte