Conmoción: el boxeador Félix Verdejo asesinó a su amante embarazada y arrojó su cuerpo a una laguna

El boxeador puertorriqueño Félix Verdejo fue detenido acusado de secuestrar y asesinar a su amante embarazada.

El púgil que representó a Puerto Rico en los Juegos Olímpicos se entregó a la policía este domingo a la noche luego de que las autoridades confirmaron que el cadáver encontrado en una laguna pertenencia a su pareja extramatrimonial, Keishla Rodríguez.

Según una denuncia penal presentada por el FBI el boxeador golpeó a Rodríguez en el rostro y le inyectó una sustancia no identificada adquirida en un complejo público de viviendas.

Luego ató a la víctima de pies y manos y le amarró un bloque pesado antes de arrojarla hacia una laguna de la capital de la isla desde un puente el jueves a las 8:30 de la mañana. Más tarde, le disparó al cuerpo de la joven.

Su familia denunció su desaparición luego de que la joven no se presentara a su trabajo en una estética veterinaria. Finalmente su cuerpo sin vida fue hallado el sábado en la laguna y pudo ser identificado gracias a sus registros dentales, informó el Instituto de Ciencias Forenses de Puerto Rico.

Limary Cruz, un portavoz del FBI adelantó que la agencia presentará cargos que serán anunciados en las próximas horas. En tanto, la fiscalía federal indicó que no se ha tomado una decisión sobre si se intentará obtener la pena de muerte.

Por su parte, Keila Ortiz, madre de la víctima aseguró que su hija estaba esperando un hijo de Verdejo y contó que antes de su desaparición la había llamando por teléfono para contarle que el boxeador iría a su casa para ver los resultados de una prueba de embarazo.

“Yo le dije: ‘Ten cuidado’. Porque él ya la había amenazado de que no tuviera al bebé”, relató la madre.

Verdejo está casado pero conocía a Rodríguez desde la secundaria y habían permanecido en contacto, dijeron los padres de la víctima.

Cientos de personas se reunieron el domingo en un puente que atraviesa la laguna en que se encontró el cuerpo de Rodríguez para exigir justicia para ella y otras mujeres asesinadas.

 

También podría gustarte