“Conexión familiar”: por qué la última esperanza de las madres de los rugbiers está en la cárcel de Campana

Los ocho rugbiers condenados por el crimen de Fernando Báez Sosa retomaron tras la sentencia la vida que tenían en la Alcaldía de Melchor Romero, siguen juntos y con contención psicológica si ellos la requieren, a la espera de un inminente traslado. En medio de su estadía en La Plata, sus madres imploran por un último deseo: que sean trasladados al Complejo Penitenciario de Campana.

Las unidades que están ubicadas en Campana no solo significa que están cerca de sus familias, sino que también los Pertossi podrían reencontrarse con parte de su clan -un hermano-primo está preso- y Enzo Comelli también tiene un familiar muy cercano allí: su hermana es guardia cárcel.

Según confirmaron fuentes judiciales a TN, Matías Pertossi, el hermano de Lucas -condenado a 15 años de prisión- y primo de Luciano Ciro -condenados a prisión perpetua-, permanece alojado en la Unidad 41, cumpliendo una condena de 7 años y 4 meses de prisión por “robo calificado en grado de tentativa por el uso de arma de fuego y lesiones”.

Si bien el delito fue cometido en 2018, el castigo se resolvió en diciembre el 2021, por lo que pasará varios años encerrado. De esta manera, tomó fuerza la “esperanza” de la madre de Lucas Pertossi de que sus hijos “estén juntos” en la misma cárcel.

Ciro junto a su primo Lucas Pertossi, el hermano de Matías que está cumpliendo condena en el Complejo Penitenciario de Campana. (Foto: Facebook-Ciro Pertossi)
Ciro junto a su primo Lucas Pertossi, el hermano de Matías que está cumpliendo condena en el Complejo Penitenciario de Campana.

En tanto, una hermana de Enzo Comelli, el rugbier condenado a prisión perpetua por el asesinato de Fernando, es guardia cárcel en el Complejo. Se trata de Micaela, de 26 años, que trabaja en el Complejo desde hace por lo menos dos años, y quién habría sufrido hostigamiento y amenazas desde la detención de su hermano.

Aunque la joven y ningún integrante de su familia hablaron con los medios sobre el hecho que involucra a Comelli, en sus redes, “La Rubia”, como se la conoce en Zárate, publicó en sus redes sociales un mensaje muy especial. “Comenzó el mes más difícil, solo agradezco a todos los que están siempre y los que con un mensaje me dieron un mimo. Gracias por el apoyo para mi familia y para mí. Hoy más fuerte que nunca”, dijo.

El mensaje de Micaela Comelli cuando comenzó el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa. (Foto: Instagram/Micaela Comelli)
El mensaje de Micaela Comelli cuando comenzó el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa.

La presencia de Matías Pertossi cumpliendo con su condena y la de un familiar directo trabajando en el Complejo, inhabilita que Enzo Comelli, Ciro, Luciano Lucas Pertossi puedan ser trasladados a Campana porque el simple hecho que para el SPB es “incompatible”. De este modo, se derriba el mito de que iban a tener “privilegios”.

Aunque todavía resta que el juez de ejecución penal decida a dónde serán trasladados los ocho acusados, se puede afirmar que por lo menos la mitad del grupo no estará cerca de su familia.

La cárcel de Campana, el último deseo de las familias de los rugbiers

Antes de que se dé a conocer el veredicto por el crimen de Fernando Báez Sosa, la familia de los ocho condenados suplicó que si tenían que ir a la cárcel fuese en Campana. Como contó Paula Bernini en TN, las madres de los rugbiers aseguraban que “los querían tener cerca”.

Es que el Complejo Penitenciario de Campana es el más cercano a sus casas en Zárate y si se cumple con lo dicho por ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Julio Alak, de que los reclusos estén cerca de sus familias, deberían hacerlo. Lo cierto es que la superpoblación carcelaria también impediría que haya plaza para todos, más allá de los lazos familiares.

Los papás de Ciro y Luciano Pertossi, escoltados por la policía. (Foto: Télam/Diego Izquierdo)
Los papás de Ciro y Luciano Pertossi, escoltados por la policía.

Por los pasillos del Poder Judicial bonaerense se baraja la posibilidad de que al momento de ser trasladados lo hagan en dos grupos para conservar su integridad física a raíz de que el caso fue muy mediático. Sin embargo, insisten en que “tendrían que estar separados para poder reflexionar y buscar un cambio en sus vidas después del crimen”.

También podría gustarte