Compró un sillón barato y después descubrió que lo usaban en un bar de swingers

Una mujer de Reino Unido compró un sillón usado a muy buen precio. Estaba muy contenta y compartió su adquisición por redes sociales, pero luego se enteró de que había sido usado para prácticas sexuales y se volvió viral.

Mallory, de 27 años y protagonista de esta historia, navegaba en Marketplace, el sitio de compras de Facebook, buscando un nuevo mueble para su casa cuando encontró algo que le encantó.

La joven se había topado con un sillón bastante particular, blanco, circular, con respaldo y con una extensión muy amplia para apoyar los pies e incluso recostarse.

Mallory no lo dudó y lo compró a una suma de 600 euros, es decir, más de 73 mil pesos argentinos.

Si bien la compra parecía ser común y corriente, ocurrió algo inesperado. La joven británica decidió mostrarle a sus seguidores de TikTok su nueva adquisición, pero estos le comentaron que dicho mobiliario fue utilizado para prácticas sexuales swingers, es decir, aquellos que practican el intercambio de parejas.

“¿Puedo decir que definitivamente vi este sillón antes? Te ruego que lo limpies”, “Los swingers realmente tienen el mejor gusto en muebles” “¡Los vi en un club de swingers y definitivamente te puedo asegurar que no estaban vestidos!” fueron algunos de los comentarios y prevenciones que no tardaron en aparecer por parte de los internautas.

Así como aparecieron los cuidados por parte de los seguidores, también hay quienes cuestionaron el precio, asegurando que Mallory lo pagó “demasiado barato”. “¡Pero niña, encontraste oro! ¿¡Solo $600!?”, expresó, afirmando que esos muebles suelen encontrarse a un precio mucho más alto.

También podría gustarte