Cayó el líder de la banda de ladrones de 47 camionetas Toyota SW4 cuando se repartía con un cómplice $ 1,2 millón

Tras casi un mes y medio de investigación, fue detenido el supuesto líder de la banda que protagonizó el violento robo del que fue víctima la esposa del periodista Carlos José “Bebe” Contepomi, hecho ocurrido en San Isidro, Buenos Aires.

El sospechoso fue sorprendido y apresado cuando se repartía 1.250.000 pesos con un cómplice.

Según se pudo reconstruir de fuentes judiciales. Los informantes tienen pruebas de que la organización criminal, entre junio pasado y los primeros 20 días de este año, habría robado 57 camionetas Toyota SW4 en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires.

César Vega, de 39 años, fue detenido en un inmueble de Villa Lynch, en San Martín, por personal de la Jefatura de Estación Departamental San Isidro de la policía bonaerense. No estaba solo, lo acompañaba un supuesto cómplice. Los sospechosos fueron sorprendidos en el momento en que contaban y se repartían 1.250.000 pesos, entre moneda nacional y dólares.

Los sindicados delincuentes habían llegado pocas horas antes de la provincia de Santa Fe. No se descarta que el viaje haya sido para entregar una camioneta 4×4 robada y el dinero que contaban cuando fueron sorprendidos por los uniformados fuese parte del botín.

Los detectives policiales y judiciales que estaban tras los pasos de Vega habían hecho un operativo en la madrugada del sábado pasado en un hotel alojamiento de Panamericana y Ruta 202, en Don Torcuato, donde el sospechoso prófugo solía encontrarse con su pareja, pero ese día no se quedó a dormir, se fue después de haber mantenido relaciones sexuales.

Así lo informaron fuentes judiciales. El robo del que fue víctima Florencia Cardarelli ocurrió en Boulogne, San Isidro, a mediados de diciembre pasado.

El 16 de diciembre pasado, el fiscal general de San Isidro, John Broyad, creó un equipo especial de investigación a cargo del fiscal general adjunto Patricio Ferrari e integrado por los fiscales Alejandro Musso Facundo Osores Soler y Paula Hertrig.

A partir de una huella hallada en un vehículo utilizado por los delincuentes el día del robo a la esposa de Bebe Contepomi, los investigadores identificaron a Vega.

Con ese dato, los detectives judiciales y policiales comenzaron a seguir los rastros del sospechoso y determinaron que cada 48 horas viajaba a diferentes provincias. En el último tiempo estuvo en Santa Fe, Córdoba, Río Negro y Chubut.

La Justicia ordenó una serie de intervenciones telefónicas y las comunicaciones también fueron clave para dar con el supuesto líder de la banda.

“A partir del análisis de las escuchas telefónicas, se determinó que la pareja de Vega recibió una comunicación de una persona que se identificó como el ´chofer del remise´. Era un conductor de la empresa DiDi, [una plataforma de movilidad]. La compañía aportó la información de los viajes que hacía la mujer y se determinó que los fines de semana la llevaba a un hotel alojamiento”, dijo una fuente judicial.

Fue así que los detectives policiales y judiciales hicieron un operativo el fin de semana pasado en el hotel alojamiento. “Pero ese día no que quedó a dormir como lo hacía habitualmente, se fue antes de que llegara la comitiva policial”, agregaron las fuentes consultadas.

Vega, desde que estaba prófugo, usaban la identidad de un sobrino. Finalmente, fue detenido ayer en San Martín. Además de secuestrar dinero, los investigadores decomisaron un revólver y documentos y licencias de conducir truchas.

También podría gustarte