Carrió volvió a mascar yuyos raros que crecen en su jardín y contó que cambió de opinión sobre Macri “frente a una tumba”

Mientras Juntos por el Cambio protagoniza una caliente interna de cara a las elecciones de este año, la exdiputada Elisa Carrió contó una particular anécdota que llamó la atención de muchos. Contó cómo, frente a una tumba, aceptó aliarse con Mauricio Macri, después de decir que ese era su límite.

La fundadora de la Coalición Cívica contó todo con lujo de detalles y reveló ciertos aspectos desconocidos de la relación que mantuvo con el expresidente. “Puedo decir muchas cosas, pero no voy a mentir. En el caso de Macri efectivamente cambié de opinión después de no poder dormir cuatro meses por las contradicciones que esa opinión me planteaba”, comenzó a relatar.

Sin embargo, luego contó una extraña anécdota que hizo captar la atención de varios. “Después decidí, al lado de la tumba de Urquiza, que lo tenía que hacer para que cambie la Nación”, continuó. En este sentido, agregó: “Me costó lágrimas, pero sabía que era mi deber, pero fue un cambio de opinión en función de los intereses de la República”.

Antes de referirse a las controversias actuales que se dan dentro del partido, se refirió al hecho por una última vez. “Puedo cambiar de opinión y respeto los cambios de opinión. He cambiado en función de los intereses de la Nación muchas veces, pero no he cambiado los hechos”, cerró.

En sus primeras declaraciones como precandidato a diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires, Facundo Manes se refirió a Elisa Carrió. Según relató, ella le había ofrecido compartir boleta presidencial y lo quería de vicepresidente.

Frente a esto, la exdiputada sostuvo que “está harta de las mentiras” y calificó ese hecho como falso. A su vez, no es la primera vez que trata de mentiroso al neurocientífico, ya que a través de su cuenta de Twitter ya lo había tratado de mitómano.

También podría gustarte