Carniceros faenaron un caimán y hallaron placas con números de telefóno: llamaron y obtuvieron una increíble respuesta

Empleados de una carnicería del condado estadounidense de Charleston, en el estado de Carolina del Sur (Estados Unidos), se vieron sorprendidos por la gran variedad de objetos, algunos de ellos muy extraños, que encontraron en el interior de un enorme cocodrilo capturado en una propiedad privada aledaña al río Edisto.

Según cuenta el personal de Cordray’s, empresa dedicada al procesamiento de animales, normalmente no abren ni analizan el contenido de los estómagos de los caimanes que les llevan. Sin embargo, dado el imponente tamaño del ejemplar en cuestión, de unos 4,5 metros de largo y cerca de 200 kilos, decidieron hacer una excepción.

Entre los objetos hallados que llaman la atención destacan cinco placas de perro, dos con el número de contacto aún legibles, uno de ellos aún en servicio. Al llamar al teléfono indicado, un hombre confirmó que 24 años atrás había perdido a un perro de caza en el área cercana a donde fue capturado el reptil.

En un recordatorio del implacable apetito de este depredador, que pareciera no tener límites, también le fue extraída un bujía de auto y un casquillo de bala, así como grandes cantidades de garras de gato montés y caparazones de tortuga.

Aunque se desconoce la edad exacta del caimán, basándose en el tamaño promedio máximo alcanzado por esta especie y en el hecho de que hace 24 años era lo suficientemente grande para comerse a un perro de caza, se estima que era de edad avanzada, ya que su ritmo de crecimiento prácticamente se detiene cuando alcanzan los 35 años.

Según el Departamento de Recursos Naturales de Carolina del Sur, se sabe que los caimanes en Carolina del Sur alcanzan más de 4 metros de largo y viven hasta 60 años.

Sin embargo, un estudio de décadas de caimanes protegidos en el Centro de Vida Silvestre Tom Yawkey en el condado de Georgetown sugiere que los reptiles pueden vivir más de 70 años, pero dejar de crecer después de unos 35 años, lo que significa que el tamaño puede no ser una medida confiable de la edad real.

Los caimanes se pueden cazar legalmente en Carolina del Sur con un permiso obtenido por sorteo. La temporada de caza dura un mes y se produce en otoño.

Fuera de ese marco de tiempo, los propietarios y administradores de propiedades pueden obtener permisos del Departamento de Recursos Naturales de Carolina del Sur para sacrificar legalmente a los caimanes molestos de su propiedad, una tarea que pueden hacer ellos mismos o contratar a un profesional de control de vida silvestre para que la lleve a cabo.

Los caimanes molestos son aquellos que se considera que representan una amenaza para la vida y la seguridad de las personas y los animales domésticos, ya sea por una agresión exhibida o, más comúnmente, por una habituación y falta de miedo a los humanos, a menudo como resultado de ser alimentados ilegalmente por personas por ignorancia.

Un mantra predicado por el DNR de Carolina del Sur es “un cocodrilo alimentado es un cocodrilo muerto”, refiriéndose a lo que hará el control de la vida silvestre si se enteran de que un cocodrilo fue alimentado por humanos.

Una vez que se considera una molestia, un caimán solo puede ser eliminado mediante la eutanasia. Es ilegal en Carolina del Sur reubicar caimanes molestos.

Algunos de los objetos encontrados en el estómago del cocodrilo.

También podría gustarte