Carmen Barbieri terminó la probation por haber estafado a su ex empleada Natividad Díaz

“El día de ayer fue muy especial para mí. Por fin, terminé mi probation. Hice 440 horas de trabajo comunitario…¡440 horas de pelar papas y de lavar platos! Y me siento muy feliz pero también muy rara, porque voy a extrañar a los comedores en los que estuve colaborando. Así que pienso seguir yendo. No tan seguido como antes, pero voy a seguir visitándolos y ayudando en todo lo que pueda”, dijo Carmen Barbieri.

Para evitar ir a juicio oral con su ex empleada, Natividad Díaz, quien la había denunciado por “estafa” luego de que la artista denunciara como extraviados unos cheques con los que le había pagado su salario en marzo de 2016, Carmen arregló una probation por la que le asignaron 440 horas de trabajos en distintos comedores populares. Y, en octubre de 2017, empezó a cumplir con las mismas tratando de poner siempre su mejor sonrisa.

Sin embargo, dado que en las temporadas de verano del 2018 y 2019 Barbieri estuvo trabajando en Mar del Plata y no tuvo la posibilidad de cumplimentar sus horas de trabajo comunitario en ninguna ciudad balnearia cercana, por momentos temió perder el beneficio de la probation y el fantasma de la prisión comenzó a rondarla.

Es que Carmen tenía una sentencia inicial de cuatro años de prisión en suspenso. Y, para evitar que la condena se hiciera efectiva, necesitaba cumplir con todas y cada una de las horas de trabajo en un plazo no mayor a un año y medio.

“¡Lo que he laburado en tres comedores! Estuve en la Villa 31, dónde soy una de las Mujeres al Frente, en el Pobre de Asís de Coghlan, dónde hay doscientos hombres en situación de calle y, en Carapachay, dónde soy la madrina de una fundación que ayuda a las señoras que están enfermas y viven en la calle y dónde, además, se necesita material de construcción para poder darles un lugar dónde vivir”, comentó Carmen.

Lo cierto es que, más allá de la voluntad de la artista de seguir ayudando a quienes más lo necesitan, finalmente pudo librarse de la responsabilidad de tener que cumplir la probation dos veces por semana. “Ayer fui a firmar a Comodoro Py y, en 10 días, me dan un papel que acredita mi sobreseimiento y deja sentado que quedo libre de culpa y cargo. Igual sigo haciendo cosas por los comedores. Conseguí zapatillas, pantalones y, ahora, estoy buscando ropa de abrigo para el invierno”, explicó Carmen.

Barbieri se tomó apenas una semana de descanso en los Estados Unidos, dónde conoció a un hombre llamado Andrés al que muchos sindican como su “nuevo novio”. Pero ya se metió de lleno en el reestreno de Nuevamente Juntos, en el Multitabaris. “Estoy muerta. Desde que llegue de Nueva York me interné en el teatro y no salí de ahí, ensayando para poder debutar el fin de semana pasado. El estreno fue bárbaro y hoy es la función de prensa, así que estamos a mil. ¿Qué pasó con mi amigo? Estoy en contacto permanente con él por videollamadas y chats, pero no quiero dar muchos detalles porque él no es del medio y me reta porque dice que yo cuento todo”, concluyó Carmen.

 

También podría gustarte