Cambia el examen para obtener la licencia: más preguntas y cámaras en la prueba de manejo

“La obtención de la licencia de conducir no debe ser considerada un trámite más sino una instancia en la que el aspirante demuestre estar en condiciones de manejar y de contar con los conocimientos y capacidad de respuesta para convivir responsablemente con peatones y ciclistas”, dijo Juan José Méndez, secretario de Transporte porteño.

A partir del lunes, desde ese área implementarán cambios en el examen que se rinde para la obtención por primera vez de la licencia de conducir, que no se renovaba de forma integral en la Ciudad desde 2005, cuando se digitalizó el proceso.

Según se detalló en un comunicado, se agregarán preguntas, de 750 (175 por categoría de temas) pasarán a 1866 (460), y se apuntará a “cambiar el enfoque de las preguntas e incorporar situaciones de contexto”.

Otra modificación es que se agregan más elementos visuales, con un 60 por ciento en la relación foto/texto, mientras que antes era de un 26.

A su vez, se incluyen temáticas por fuera de lo urbano, como situaciones en ruta y se incorporan conceptos y prácticas a tener en cuenta sobre nuevas formas de movilidad como la bicicleta eléctrica y el monopatín y se suman cuestiones referidas a la forma de actuar en un siniestro.

Las preguntas fueron desarrolladas en base a estándares mundiales y validadas por las distintas ONG´s e instituciones relacionadas a la seguridad vial de la Ciudad de Buenos Aires, y se mantiene la norma de que cada alumno resuelva 30 preguntas en 45 minutos.

Material de estudio para examen teórico

Los objetivos de esta renovación, apunta el documento, es “cambiar la idea de un trámite obligatorio a la de un proceso educativo necesario”, y mejorar las herramientas de aprendizaje, evaluar una verdadera apropiación de conocimientos y concientizar al aspirante sobre situaciones reales que abarcan normativas y pautas de convivencia”.

La instancia práctica para aspirantes a conductores de auto incorporará nuevas postas de desempeño y sumará herramientas tecnológicas que apuntan a transparentar el desarrollo del examen.

A las cuatro instancias de destreza existentes (estacionamiento, cambio de marcha y cruce de vía, marcha atrás y zig zag con conos) se agregan dos postas más: retención de embriague en subida y control de vehículo en bajada y rotonda.

Se instalarán dos cámaras en el auto de cada aspirante, una estará dentro del vehículo y otra afuera, para mejorar la instancia de evaluación.

Habrá, también, un nuevo manual del conductor con contenido actualizado, lenguaje claro y sencillo, con temáticas referidas a la normativa y pautas de convivencia.

Y para quienes renueven la licencia será obligatorio ver un nuevo video, de 45 minutos, que consistirá en 4 clips cortos con preguntas que el aspirante deberá contestar correctamente para poder avanzar hasta el final o volver al anterior, en caso de responder incorrectamente.

También podría gustarte