Brasil suspende exportación de ganado tras detectar un caso atípico de “vaca loca”

El Ministerio de Agricultura y Pecuaria de Brasil confirmó un caso atípico de “vaca loca” en el estado de Mato Grosso. Un el comunicado emitido precisó que no hay riesgo para la población. La Organización Mundial de Salud Animal y a los países importadores recibieron información del incidente.

El vacuno detectado con encefalopatía espongiforme bovina (EEB) tenía 17 años y fue sacrificado e incinerado en el matadero correspondiente al rebaño. “Otros productos derivados del animal fueron identificados, localizados y secuestrados preventivamente. No se produjo la entrada de ningún producto en la cadena alimentaria humana o de animales”, notificó la Secretaría de Defensa Agropecuaria del Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA).

El Gobierno de Brasil aseguró que no hay riesgo para la población porque “todas las acciones sanitarias para mitigar futuros riesgos fueron concluidas incluso antes de la emisión del resultado final, por parte del laboratorio de referencia de la Organización Mundial de la Salud Animal”. Corea del Sur y China suspendieron la importación de carne vacuna brasileña.

Las autoridades agropecuarias de Mato Grosso, entidad que exporta el 20% carne bovina que produce el país, investigan a campo cerrado. Clausuraron temporalmente la propiedad donde se detectó al vacuno infectado con EEB. El Gobierno brasileño recordó que durante 20 años vigilan y evitan la enfermedad.

La Organización Internacional de Salud Animal declaró el cierre del caso “sin alteración del estatus sanitario brasileño”. En un “riesgo insignificante”. Se adelantó que no habrá informes suplementarios sobre el caso. La encefalopatía espongiforme bovina puede transmitirse a humanos a través del consumo de carne infectada y sus derivados.

Es una enfermedad es poco común y mortal. No se contagia de persona a persona. Es causada por priones (agente infeccioso formado por la proteína priónica). Afecta los tejidos nerviosos. Los bovinos tienen un modo de andar anormal, cambios en el comportamiento, temblores e hiperreactividad ante ciertos estímulos.

Los cambios de comportamiento pueden incluir agresión, ansiedad, nerviosismo, frenesí o un cambio general en el temperamento. Algunos síntomas raros incluyen el caminar de un lado a otro, el roce o la lamedura persistentes. También se han observado síntomas poco específicos como la pérdida de peso y disminución de la producción de leche.

También podría gustarte