Bancarios piden volver a la atención normal y que cuiden los puestos de trabajo

El secretario de prensa de la Asociación Bancaria (AB), Eduardo Berrozpe, insistió hoy con el reclamo de esa organización para que las entidades financieras dejen de dar turnos para atender a los clientes en sus sucursales, al considerar que esa medida, implementada a raíz de la pandemia de coronavirus, “se utilizó para reducir costos sin tener en cuenta a los trabajadores y a los usuarios”.

“Hay una situación conflictiva porque los bancos están utilizando los turnos para reducir costos sin importarle el usuario y los trabajadores. La medida era para detener el contagio pero fue utilizada para cerrar al público sucursales de la banca privada. Es decir, reducir el espacio para atender a los usuarios, a la par que se adelantaba la atención personalizada por seguridad”, señaló Berrozpe en declaraciones a Radio 10.

El dirigente sindical se refirió de esta forma al contenido de un documento difundido por el sindicato que encabeza Sergio Palazzo, en el cual se denuncia esta situación y se demanda que se rectifique esa política empresarial con el propósito de encarar “una normalización”.

“Hemos conversado con las cámaras y llevamos diciendo hace meses que hay que comenzar a atender sin turnos. En pandemia, hubo un cierre al público de más de 200 sucursales y cientos de trabajadores a los cuales se les ha impuesto un retiro. Son nuevas formas de trabajo que se utilizaron para reducir la estructura física del sistema financiero a través del teletrabajo”, apuntó Berrozpe.

En ese sentido, remarcó que “las empresas ahorraron, pero no compensaron los gastos de energía y conectividad en el hogar de los trabajadores” porque -argumentó- “el objetivo pasó por ajustar”.

El sindicalista admitió que “los turnos fueron necesarios para prevenir el contagio, pero hoy hay una etapa de recuperación de le economía y se necesita dar esa atención al público”.

“La vacunación masiva, los testeos y otras medidas de prevención permitieron que el país atraviese una etapa de necesaria normalización. Nuestra economía todavía sigue manejando cheques y otras formas de pago en efectivo demandando atención presencial”, sostuvo Berropzpe.

También podría gustarte