AstraZeneca y Oxford suspendieron los ensayos para la vacuna en Argentina por posibles efectos adversos

El desarrollo de la vacuna contra el coronavirus, cuya producción estaba pactada para llevarse a cabo en Argentina, debió ser suspendida. Tanto AstraZeneca como la Universidad de Oxford tomaron la decisión este martes debido a “posibles reacciones adversas” en la cura.

La alerta surgió este martes, cuando un paciente del Reino Unido presentó los síntomas que advirtieron a los científicos, según informó Infobae. Las evaluaciones de fase 3 se estaban realizando en los Estados Unidos.

Ambas entidades no especificaron cuáles serían los síntomas que registró la persona afectada. No obstante, el portal especializado en noticias de salud, Stat News, comunicó que se sospecha de una “seria reacción adversa”.

Aunque el mismo medio citó a una fuente de los laboratorios que aseguró que esperan que la persona recupere su salud. Al respecto, la empresa emitió un comunicado en el que se explayó al respecto.

En la comunicación, AstraZeneca detalló que su proceso “gatilló una pausa en la vacunación para permitir la revisión de la información del paciente”. Además, destacaron que se trata de una “acción de rutina” que se encuentra dentro de los protocolos para esta clase de eventualidades.

“Tiene que suceder cuando, durante el desarrollo de las pruebas, tiene lugar una enfermedad que potencialmente no tenga explicación”, explican desde la empresa. En la misma línea, detallaron: “La decisión asegura que se mantenga la integridad de las pruebas”.

“Durante el transcurso de pruebas de gran envergadura habrán enfermedades aleatorias, pero estas deben ser revisadas de manera independiente. Estamos trabajando para acelerar la revisión de este único evento para minimizar cualquier potencial impacto en los objetivos temporales de la prueba. Estamos comprometidos con la seguridad de nuestros participantes y mantenemos los más altos estándares en nuestras pruebas”, afirmaron desde AstraZeneca.

 

También podría gustarte