Asfixiaron y tiraron a la basura a un bebé con síndrome de Down

Un bebé recién nacido fue asfixiado. Su cuerpo apareció en una bolsa tirado en un basural, en la ruta Nº 21 cerca de la ciudad Añatuya, en la provincia de Santiago del Estero. Las primeras investigaciones indicaron que el bebé nació con Síndrome de Down.

La víctima fue encontrada por un hombre que recogía plásticos para vender. Enseguida llamó a la policía. La fiscal de turno que se presentó fue Florencia Garzón. “Cuando llegó el camión, cayó la bolsa. Y cuando la abrí encontré el cuerpito de un varoncito. Estaba envuelto con ropa con sangre. Nunca me imaginé una situación así. Estoy muy angustiado”, relató el testigo.

Según el testigo, el bebé de 2,150 kg estaba dentro de una caja cubierto con trapos y una bolsa de harina. La División Criminalística recogió los elementos para investigarlos.

Al parecer, el cuerpo fue arrojado por el primero de los dos camiones recolectores de residuos que trabajaron el martes, entre las 7:00 u 8:00.

Frente a este hecho, la comuna entregó a la funcionar el registro detallado sobre los caminos y los barrios recorridos por el camión. De esta manera, se logró delimitar un radio específico para conocer donde podría haber sido arrojado.

La autopsia determinó que el bebé tenía 5 días de vida. La causa de muerte sería asfixia y se sospechaba que la gestación no llegó a los 9 meses. Aún no se conoce dónde fue el lugar ni los autores del crimen.

No hay detenidos. Los cargos tentativos serían “homicidio calificado por el vínculo”, reprimido con prisión perpetua. Los policías advirtieron que si nadie encontraba al cuerpo, seguramente podría haber sido devorado por perros del lugar.

También podría gustarte