Asesinaron a un productor de cine y encontraron su celular y su notebook en un arroyo

El cuerpo del productor de cine Bruno Vergagni fue hallado el lunes por la tarde en el interior de su departamento de la ciudad de Tandil. El martes por la tarde, la Policía detuvo a dos jóvenes de Dante Álvarez (18) y José Anríques (22), quienes quedaron detenidos por “Homicidio en ocasión de Robo”.

La amiga de Vergagni que encontró al joven en el piso, contó que el productor audiovisual yacía en medio de un charco de sangre y que tenía golpes en la cabeza.

Los dos allanamientos realizados en la fecha fueron solicitados por la fiscalía y autorizados por el Juzgado de Garantías interviniente. Los investigadores buscaban los tres celulares de Vergagni, quien tenía uno para su actividad profesional, otro para la actividad social, y un tercero que en los últimos tiempos usaba muy poco y que habría aparecido en el departamento donde vivía.

Durante los allanamientos, los efectivos buscaban el IPhone de la víctima, que había sido robado cuando los asesinos ingresaron al departamento y cuyo GPS lo ubicaba en uno de los domicilios donde se realizaron las operaciones.

El traslado de uno de los detenidos por el crimen (Imagen Twitter @igonzalezprieto)

Según indicó el portal PlandeNoticiasTandil, a última hora del martes una mujer se acercó a la comisaría asegurando que había encontrado un celular y una notebook en un arroyo cercano al lugar. De este modo, los peritos deberán verificar si el equipo encontrado en el arroyo pertenece efectivamente al joven.

Desde la plataforma de contenidos audiovisuales ABRATV de la Universidad Nacional del Centro, los compañeros de Bruno Vergagni, exigieron justicia para que se esclarezca el crimen. El posteo indica: “Bruno era nuestro amigo, nuestro compañero, nuestro productor general. Era adorable, charlatán, apasionado de su trabajo, buscando amor y dando amor siempre. Era muy vulnerable. Todas y todos, sus compañeres de trabajo y de vida sentimos un dolor muy profundo y una profunda rabia. Esta tristeza nos deja sin palabras, pero no queremos silencio. Bruno no se murió, a Bruno lo mataron y no aceptamos que se naturalice esta violencia. Exigimos justicia”.