Aprovecharon que estaba borracho y sus amigos le tatuaron al Pombero

En una noche de “farra” y de música, a un joven paraguayo se le ocurrió pedirle a su amigo que le hiciera un tatuaje de la cancha de Olimpia, en su pierna derecha. Antonio Tony Vera, de Asunción, es fanático del elenco “franjeado” y sus amigos tatuadores son cerristas.

Al día siguiente, al despertarse en medio de su “resaca”, se encontró que en vez de la cancha de Olimpia tenía dibujado al mítico “Pombero”.

Hoy día, Antonio Tony Vera busca cómo borrar al Karai Pyhare de su pierna y consultó en redes sociales cómo se puede sacarlo de forma natural, ya que hacerlo con tecnología láser cuesta un millón y medio de guaraníes y no tiene esa plata ahora mismo.

“Entre tragos y tragos, se me ocurrió que quería tener en mi pierna derecha el nuevo estadio del Olimpia, como lo había descrito Marcelo Recanate (expresi) en un video”, recordó Tony en diálogo con el medio Extra Py.

“Me desperté no sé ni qué hora y miré mi pierna, que aún me dolía y vi un feo Pombero”, contó Tony.

Aprovecharon que estaba borracho y sus amigos le tatuaron el Pombero

Según relata Extra Py, Tony calcula que sus amigos se “vengaron” de él porque no cumplió con ellos una apuesta y que por eso le hicieron el dibujo del mitológico Pombero.

“Les debía dos cajones de cerveza que me ganaron cuando Olimpia perdió contra Cerro y yo no les pagué y por eso se vengaron”, calculó el joven.

El pombero es un monstruo, una leyenda, una creencia popular. Un enano viejo que exige que se deje en el monte tabaco y caña a cambio de no llevarse a los niños y que no se le menciona, a riesgo de que se haga presente y abuse de las mujeres.

 

También podría gustarte