Apresaron al asesino del joven que apareció golpeado, baleado y atado junto a un paredón

Un individuo, de 18 años, fue detenido como saldo de siete allanamientos concretados en el noroeste del conurbano bonaerense, al estar sospechado de haber sido el responsable material del asesinato, a golpes y balazos, de un joven, que se descubrió el 29 de julio pasado, junto a un paredón. Se asegura que la víctima, antes de ser ejecutada, permaneció cautiva en una vivienda.

Los voceros judiciales revelaron que el sospechoso era buscado por la muerte de Maximiliano Lautaro Yoel Maturano. De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el sujeto, de 18 años, fue apresado luego de una requisa que se efectuó una finca situada en calle Sargento Cabral sin número, en la denominada villa El 18.

En dicho inmueble, los pesquisas de la comisaría de Villa Concepción, apoyados por los miembros de la D.D.I local, incautaron una pistola Bersa 3.80 con la numeración limada y además municiones 40, que se cree resultarían compatibles con las utilizadas para agredir al muchacho, según las pericias que realizó la Policía Científica en el lugar del hallazgo del fallecido.

Carlos Pedro Insaurralde, fiscal del expediente, supervisó el allanamiento, secuestrándose a su vez en la casa un chaleco, un par de zapatillas deportivas y un aparato de telefonía celular. La víctima estuvo retenida en una vivienda ubicada en Brasil al 200, en el mismo vecindario, donde recibió múltiples golpes.

Tal como publicamos, el asesinato de Maturano se descubrió cuando los integrantes del Comando Patrulla (C.P.) recibieron una denuncia al número telefónico de emergencias 911, la cual hacía referencia a una persona fallecida que yacía contra una pared, en el cruce de Charlone y Colombia, en cercanías de un asentamiento. Al arribar al mencionado lugar, los uniformados observaron el cuerpo sin vida de este joven, que había sido envuelto en una sábana, y atado con sogas y cables.

Basándose en el análisis de las imágenes captadas por cámaras de vigilancia, los investigadores averiguaron que el cadáver había sido arrojado por cuatro sujetos, quienes se movilizaban en un Ford Focus azul, con dominio AA891RL. Se alcanzó a comprobar en la causa penal que los malvivientes lanzaron el cuerpo y que, antes de huir, el individuo que ahora fue arrestado le efectuó los mortales disparos.

Posteriormente, el coche apareció abandonado en la esquina de Nueve de Julio y Ocampo.

También podría gustarte