Aníbal Fernández consideró que fue víctima de “un ataque fenomenal, despiadado” por su tuit contra Nik

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, consideró que fue víctima de “un ataque fenomenal, despiadado por un tuit” y reconoció que haber insultado al ex presidente Mauricio Macri “fue un error”.

El funcionario nacional cuestionó la cobertura periodística sobre su cruce con el reconocido humorista gráfico Nik, quien había cuestionado los anuncios del Gobierno en el marco de la campaña electoral. “Cuando escribo, pienso. Lo que pongo lo pongo porque quiero. Hubo un ataque fenomenal, despiadado. ¿Que me lleve dos tapas de La Nación por un tuit?”, planteó el integrante del Gabinete.

En declaraciones periodísticas antes de ingresar al Ministerio de Seguridad, el referente peronista evitó dar información sobre si habló con el presidente Alberto Fernández del asunto: “Las cosas que hablo con el Presidente las hablo con el Presidente”.

Por otra parte, el ex senador nacional reconoció que “fue un error” haberle dicho “hijo de puta” a Macri y señaló que las Sociedades de Acciones Simplificadas, impulsadas durante la gestión de Cambiemos, fueron utilizadas por la banda de narcotraficantes Los Monos “para lavar 1.200 millones de pesos”. “Pero la tapa de La Nación soy yo”, se quejó.

Finalmente, al ser consultado sobre si no temía que le adjudicaran una eventual derrota electoral del Frente de Todos por sus polémica declaraciones, tal como sucedió con el dirigente Herminio Iglesias en los comicios de 1983, Aníbal Fernández afirmó: “El cajón de Herminio nunca fue el problema del peronismo”.

Además, a través de su cuenta de Twitter, el ministro de Seguridad agradeció el respaldo de “compañeras y compañeros” ante el “formidable ataque mediático sin precedentes”.

 

 

También podría gustarte