Álvaro Navia: el ex Tinelli se fue a buscar una mejor vida a Uruguay con una idea millonaria y terminó denunciado por estafa

Videomatch fue uno de los programas que catapultó hacia el estrellato a numerosas figuras en la década de los noventa. El show que condujo Marcelo Tinelli echó luz sobre destacados actores, cantantes, bailarines y humorístas, que hoy por hoy se las están ingeniando por mantenerse a flote en la superficie de las turbulentas aguas que experimenta por estos tiempos la televisión.

Ese es el caso de Álvaro Navia, el actor y cómico uruguayo que supo hacer reír a cientos de miles de familias con el personaje de “Waldo”, un anti galán que conquistaba mujeres a través de la ternura. Desde entonces, el mediático logró grandes reconocimientos, como la nominación al artista revelación en los Premios Martín Fierro de 1999, y también tuvo éxito en canales destacados como actor y conductor en programas locales y de su país.

Luego de Videomatch trabajó en Canal 9 actuando en programas como No hay 2 sin 3, Palermo Hollywood Hotel, pero también como presentador de Ayer te vi o La risa inolvidable. Nunca se separó del brillo que emanaba Marcelo Tinelli en sus mejores años, siendo que participó del elenco del Cantando 2011 y del Bailando por un sueño (El trece) de ese mismo año, donde bailó con su esposa Vanina Escudero por la lesión que sufrió su cuñada, Silvina Escudero.

Sus últimas apariciones mediáticas en la tevé nacional fueron en Polémica en el bar, el programa creado por el difunto Gerardo Sofovich que actualmente se emite por América bajo la conducción de Mariano Iúdica.

Así todo, a sus 54 años, el artista tomó la decisión de regresar a su Uruguay natal acompañado por su mujer y sus dos hijos, Benicio y Joaquina, con una idea millonaria en mente: realizar la versión local de Polémica y La Peluquería de Don Mateo, con la autorización de Gustavo Sofovich, el hijo de Gerardo y dueño de ambos productos.

Para lograr esto, Navia se contactó con Gaspar Valderde para llevar su idea a Canal 10, del país vecino. No obstante, ahora que el programa se encuentra al aire, el humorista recibió una dura acusación de parte de su socio por “estafa”.

Según detalló la esposa de Valverde en diálogo con Intrusos (América), Karina Vignola, Navia había presetnado el proyecto originalmente a Canal 4, “pero no se concretó”, y entonces contactó a su marido para hablar “con las autoridades de Canal 10”, donde lo aceptan, y desde entonces, “se asociaron económicamente y también moralmente”.

Sin embargo, Vignola aclaró que en un momento el vínculo se rompió por culpa del comediante: “Con la pandemia, Gaspar, que es humorista, quedó medio relegado porque el programa es más político. Entonces rescindió el contrato con el canal. Y entonces salió a vender sponsors para el programa. Consiguió una empresa y la compartió 50 y 50 con Álvaro. Están todas las pruebas de eso y no lo puede negar”, disparó.

Además expresó que Álvaro Navia siempre le dijo que “eran amigos y que el proyecto era de ambos”. Y añadió: “Pero en la reunión le dijo que él no podía hacer nada con la decisión del canal, y Álvaro desapareció, no pudieron arreglar nada de la relación laboral que tenían”, especificó Vignola, contando la versión del lado de su marido.

No obstante, la esposa de Navia, Vanina Escudero, también defendió a su marido de las acusaciones y, según detalló Vía País, esta habría sido su justificación: “Tanto Gaspar como Álvaro, los dos tenían una pauta libre que él estando allá no pudo gestionar. Se la gestionó mi marido, y como no pudo por la crisis que había, a veces tenía éxito y a veces no, entonces él le dio la mitad de la plata. Hay recibos y transferencias”, explicó.

“Cuando él llegó a Uruguay, se reunió con mi marido y le dijo que no podía hacer nada con el canal. Gaspar, que era su socio porque tienen una sociedad de hecho, le dijo que arreglen las cosas y desapareció. Fuimos a la Justicia y él no se presentó”, concluyó la diva, quien actualmente es participante del reality show MasterChef Celebrity en Uruguay y ha estado recibiendo duras represalias por el escándalo.

La esposa de Valverde indicó en Intrusos que su esposo no pudo reaccionar del shock que le provocó esta “traición”, y que por ello se quedaron “sin sueldo” y él permaneció “cinco días internado y con depresión”. Fue entonces cuando decidió actuar y hacer público el conflicto, y finalmente, la disputa fue judicializada. Hubo una primera reunión de conciliación a la cual no asistió Navia. “No lo puede mirar a los ojos a Gaspar”, manifestó Vignola.

 

También podría gustarte