Alguien quiere ser renunciado: Martín Guzmán dijo que bajar el déficit no es “una política de derecha”

En una exposición en la Universidad Nacional de Catamarca, el ministro de Economía, Martín Guzmán, defendió el camino de reducción del déficit. “Hay una tendencia asociar la reducción del déficit con la derecha, eso está mal. Lo que la derecha pide es un Estado chico, con bajos impuestos y gasta poco, y tiene poca presencia en la economía, menor a la que muchos consideramos debe tener para cuestiones clave del desarrollo”, indicó.

En ese sentido dijo que “hablar de sostenibilidad fiscal no es un concepto de derecha”. “El Estado tiene un rol importante para resolver cuestiones que el mercado no resuelve. Para tener esa capacidad el Estado debe ser fuerte, esto quiere decir, tener una moneda robusta y capacidad de crédito. Un Estado que vive pidiendo prestado y que tiene una moneda débil porque emite cantidades que el sistema no puede absorber es un Estado débil”, expresó Guzmán.

También aclaró que “fue importante haber redefinido prioridades que se reflejan en el Presupuesto 2021”. Y continuó: “Se apunta a construir una estructura productiva que sea capaz de resolver los problemas estructurales del país, generar trabajo, agregar valor, generar divisas que aseguren la estabilidad macroeconómica y que este camino de desarrollo se dé con creación de oportunidades en cada sector del país”.

“El principal problema que tiene la economía argentina es la dinámica de las exportaciones“, expresó en la provincia norteña. “No pudimos tener un crecimiento consistente con el crecimiento del mercado interno”, analizó y dijo que “siempre es necesario que el crecimiento de la economía sea acompañado por las exportaciones”.

En el final, el ministro del Palacio de Hacienda dijo que las dos prioridades de la gestión económica de este año serán el rebote post pandemia y la inflación.

“El primer principio es que la recuperación de la actividad económica es una condición necesaria para la estabilización macroeconómica. Si la economía no se recupera, los ingresos fiscales no suben, y si eso no pasa, no hay estabilización posible”, aclaró.

Y añadió: “La segunda prioridad es la inflación. Es un mal que afecta negativamente al funcionamiento de la economía, distorsiona las decisiones de inversión y genera una economía bimonetaria. Hace que nadie tenga confianza en la moneda”.

Una semana después del discurso de apertura de sesiones ordinarias del Congreso, Guzmán dijo que debería ser el “clima” político para el desarrollo económico. “La confrontación como punto de partida no es algo que funcione para construir un Estado Nación fuerte”, analizó. Y agregó: “Fuerte en el sentido de construir condiciones de estabilidad que nos permitan ir hacia los objetivos de la economía tranquila. Cuando digo Estado Nación estoy hablando del sector público y privado de la mano. Es algo que uno ve mucho cuando estamos en países que ya han resuelto estos problemas. Es un proceso que nos debemos como sociedad”.

También podría gustarte